Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 01
 
¿Quienes ganan y cuánto?
¿Por qué tantos conflictos?
¿Cómo evitar el daño ecológico?
¿Pueden beneficiarse las regiones?
 
 
 
 
Portada

Editorial

SALUD Y AMBIENTE
¿El costo humano no importa?

CONFLICTOS
Minas que siembran minas

ECONOMÍA
¿País minero o empresas mineras?

ECONOMÍA
Tienen corona desde el gobierno de Fujimori

ECONOMÍA
Se sacaron tremenda lotería con el aumento de los precios mineros

LABORAL
Trabajadores mineros en busca de justicia

DESCENTRALIZACIÓN
Regiones: Minería no es desarrollo

POLÍTICA
Arreglos bajo tierra

PROPUESTAS
Otra minería es posible

RIQUEZA MINERA VS.POBREZA

Wikipedia
 
 

SALUD EN PELIGRO: ¿EL COSTO HUMANO ES LO DE MENOS?

El impresionante crecimiento de la actividad minera durante las últimas décadas, ha traído efectos negativos en la salud de los trabajadores, las familias y los pobladores ubicados en las cercanías de las minas. Un caso extremo de negligencia e indiferencia por parte del Estado es La Oroya, donde habitan literalmente “los niños de plomo”.
  

Bajo La Lupa - Mineria y Salud
Los niños son las principales víctimas de la contaminación. Afecta su desarrollo físico y psicomotriz.

La contaminación ambiental se ha convertido en un serio riesgo de salud pública que afecta a miles de peruanos. Sucede en Cerro de Pasco, La Oroya, en las riberas del lago Quiulacocha, el río Yauli, el puerto Callao (por la manipulación de los metales que allí se hacen) y en muchas otras localidades.

MINERÍA: ACTIVIDAD PRODUCTIVA DE ALTO RIESGO A LA SALUD

Cuando el plomo ingresa al organismo a través de la respiración o por ingerirlo, acompañará a la persona durante toda su vida. En adultos, entre el 80 y 90% de la sustancia se deposita en los huesos y en los niños entre el 90 y 95%.

En nuestro país no se respeta el derecho innato a la salud, que está consagrado en numerosos tratados internacionales y también en nuestra Constitución, que incluye el derecho a un medio ambiente equilibrado y adecuado para el desarrollo personal.

Frecuentemente la minería resulta ser un agente de contaminación ambiental en sus diversas actividades. Ejemplo de ello, fue lo sucedido en junio de 2000, cuando un camión contratista de Minera Yanacocha derramó 151 kilogramos de mercurio a lo largo de 41 kilómetros de la vía que va a Choropampa y otras localidades de la provincia de Cajamarca. Como consecuencia de la exposición al mercurio, aproximadamente 750 pobladores debieron que ser atendidos por intoxicación.

La investigación de la Defensoría del Pueblo, encontró que se había violado el derecho a la salud y al medio ambiente. Muchos de los afectados sufrieron daños a los pulmones, piel, ojos y encías; los que provocaron tos, diarrea, dolor en el pecho, náuseas, vómitos, disnea, etc. Además, se determinó que Yanacocha había infringido normas de protección al medio ambiente y que la Dirección General de Minería incumplió con su deber de fiscalizar dichas reglas.

Lo sucedido en Choropampa es una muestra de lo que genera el descuido de la salud pública en relación a la actividad minera, que aún no logra un equilibrio con la salud de la población y el medio ambiente, pues el Estado falla en cumplir sus roles de garante, supervisor y fiscalizador.

EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN MINERA

La actividad minera inevitablemente genera contaminación. Al no ser debidamente atendida, puede traer graves efectos sobre la salud. Entre los mayores problemas planteados por la contaminación generada por la minería debe destacarse la absorción de plomo, que pone en riesgo el desarrollo intelectual de los niños, disminuyendo su capacidad auditiva y problema de conducta.

En las etapas iniciales de absorción de plomo, no hay manifestaciones externas inmediatas sobre las personas, lo que puede dar lugar a engaños; pero la realidad es que una exposición prolongada provoca daños irreversibles en el sistema nervioso, llegando a afectar las funciones cerebrales.
  

Impacto de la absorción de plomo en el desarrollo intelectual
Grado de absorción en la sangre
Porcentaje de niños de La Oroya afectados
Efecto sobre su desarrollo intelectual
Entre 10 a 20ug por decilitro de sangre
97% de los niños entre los 6 meses y los 6 años
Pérdida de al menos 1.3 puntos de su IQ (coeficiente intelectual)
Entre 20 a 44ug por decilitro de sangre
72% de los niños entre los 6 meses y los 6 años
Pérdida de al menos 3.5 puntos de su IQ (coeficiente intelectual)
Entre 45 a 69ug por decilitro de sangre
9% de los niños entre los 6 meses y los 6 años
Riesgo de retardo mental leve,requiriendo urgente atención médica

  
Pero el plomo no es el único elemento dañino de las emisiones y desechos generados por la minería, pues existen otros elementos que tienen un impacto negativo sobre la salud:

  • Arsénico: Irritaciones estomacales e intestinales. Disminución en la producción de glóbulos rojos y blancos. Irritación de los pulmones. Riesgo de abortos e infertilidad. Pérdida de inmunidad ante las infecciones. Males cardiacos. Daños cerebrales.
  • Plomo: Anemia. Disminución en la formación de hemoglobina. Daños renales. Riesgo de aborto. Daños al sistema nervioso y al cerebro. Infertilidad.
  • Cadmio: Daños a los pulmones y al sistema renal. Defectos congénitos e infertilidad. Daña al sistema nervioso y al sistema inmunológico. Mayor riesgo de contraer cáncer.
  • Antimonio: Irritaciones oculares y cutáneas. Enfermedades pulmonares. Problemas cardíacos. Problemas estomacales como diarrea, vómitos severos y úlceras.

DÉCADAS DE DESCUIDO

Relaves minerosEn el Perú, décadas de descuido en el campo medioambiental y de la salud pública han provocado situaciones críticas. Así, pocos años atrás era mínima la preocupación por la situación de la salud en la zona de influencia de las minas. Es el caso de Cerro de Pasco -asentamiento de ricos yacimientos de cobre, zinc, plomo y plata- con más de cien años de explotación continua.

En el año 2005, un Grupo de Trabajo de la Comisión de Energía y Minas del Congreso de la República a cargo del Congresista Eduardo Carhuaricra, investigó el impacto de la minería sobre el medio ambiente y la salud en los andes centrales. Sostiene su informe que “década tras década, la explotación minera en Cerro de Pasco -actualmente en manos de la Minera Volcán- no respetó los derechos y la seguridad de la población”. Esta situación generó las siguientes consecuencias:

  • Grave deterioro urbano de la ciudad de Cerro de Pasco, que se levanta literalmente al borde de los yacimientos a tajo abierto, donde las operaciones mineras paulatinamente se van acercando a las viviendas, locales escolares, etc., afectando diariamente a la población con ruidos, explosiones, emisión de polvos, etc.

  • Grave contaminación del río San Juan que afecta la cuenca del Mantaro. Se encontró niveles de concentración de plomo, hierro y manganeso que superaban los límites permitidos por la antigua Ley de Aguas.

  • Grave contaminación por plomo en la sangre de adultos y niños de los distritos cercanos a los yacimientos. Se estima que uno de cada cuatro habitantes estaban expuestos a niveles críticos de contaminación.

La investigación fue concluyente al determinar que existían graves incumplimientos en los programas de adecuación ambiental de las mineras. Además, recomendó que el Ministerio de Energía y Minas obligara a las empresas Doe Run y Minera Volcán, al cumplimiento cabal de sus compromisos de inversión y atención a los problemas ambientales y salud. Hasta hoy las empresas no cumplieron, y tampoco el Estado exigió estos compromisos.

UN MEDIO SANO: OBLIGACIÓN DEL ESTADO

Según un estudio del Banco Mundial (2006),el impacto de la contaminación ambiental,polución de aire,aguas,tierras,sobre una población pobre,es 4.5 veces mayor que entre los no pobres.

Frente a los problemas de salud por la contaminación proveniente de la actividad minera, el Estado tiene obligación legal de velar por el bienestar de la población y su derecho de vivir en un ambiente limpio y seguro; así lo sostienen diversos tratados internacionales que el Perú ha suscrito como: el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Asimismo, la Constitución señala la obligación de garantizar la plena vigencia de los derechos humanos.

A ello se agregan diversos dispositivos legales como la Ley General del Medio Ambiente y el proceso de instauración de Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) para los proyectos mineros.

Sin embargo, el Ministerio de Salud, ha mostrado muy poca responsabilidad en velar por la salud pública. Por su parte, el Ministerio de Energía y Minas, en vez de controlar la explotación minera ante los incumplimientos ambientales, les brinda con sumisión mayores facilidades.
  

Contaminacion inaceptable
Mas del 50% de niños que viven en la Oroya presentan plomo en la sangre por encima de niveles aceptables
% de casos analizados
Fuente: Universidad de Saint Louis

  
Un ejemplo: en marzo de este año el Ministerio emitió el Decreto Supremo Nº 014-2007, modificando el reglamento para las exploraciones mineras. Con este Decreto los procedimientos de aprobación de proyectos mineros se hacen más rápidos, casi automáticos, reduciéndose enormemente la posibilidad de presentar cuestionamientos por asuntos ambientales y salud pública.

El riesgo de la contaminación minera es un tema crucial que el Estado y las empresas mineras no priorizan, en perjuicio de los más pobres.

MINERÍA Y MEDIO AMBIENTE ¿CONFLICTO INEVITABLE?

La minería no sólo genera problemas de la salud, sino también conflictos sociales. Según la Defensoría del Pueblo, de las seis zonas ambientalmente críticas del país, cuatro están vinculadas con la actividad minera. Estas son: las cuencas del Ite y Tambo en el sur, la zona del Mantaro (sierra central), Madre de Dios y Lima.

TRABAJAREMOS JUNTOS POR LA INCLUSIÓN Y EL DESARROLLO PARA TODOS, CON DIALOGO PERMANENTE Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Y AMBIENTAL
 
INVESTÍGAME A ESOS LIDERES AMBIENTALISTAS PARA VER POR DÓNDE LOS TORPEDEAMOS

El crecimiento desordenado de la minería nos deja una pesada herencia de pasivos ambientales. Las regiones más afectadas son: Ancash, Puno, Ayacucho, Huancavelica, Lima, Moquegua y Junín, afectándose incluso áreas naturales protegidas, como los Parques Nacionales de Huascarán y la Cordillera Azul, la Reserva Nacional de Junín, el Santuario Nacional de Ampay, etc.

Durante los años 90 se apostó por un conjunto de reformas que buscaron crear mejores condiciones para el crecimiento de la minería. Se derogaron artículos del Código del Medio Ambiente por ser “excesivos”, considerándose que podían desalentar a los inversionistas.

Aunque también se introdujeron los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) y los Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA), la aprobación y fiscalización de dichos estudios y programas fue puesta en manos del Ministerio de Energía y Minas, que se convirtió en la autoridad suprema en materia ambiental del sector minero metalúrgico, encargada de dictar las normas, aprobar los programas y fiscalizar el efecto ambiental producido por las minas y refinerías. Rápidamente este esquema, que convirtió al Ministerio en juez y parte mostró sus limitaciones ante casos de conflicto en las zonas de exploración y explotación minera: La Oroya, Choropampa, Quilish, Tambogrande, Tintaya, Combayo, son sólo algunos ejemplos.

Debe señalarse que mientras en otros países se han establecido autoridades con jerarquía política y autonomía plena para la prevención de impactos, fiscalización, y control ambiental de la minería –como Canadá, Australia y los Estados Unidos, que cuentan con un Ministerio del Medio Ambiente y/o agencias de protección ambiental– en nuestro país no contamos con una agencia equivalente, que cuente con el grado de especialización y autonomía necesario.

CONSTRUCCIÓN DE UNA NUEVA GESTIÓN AMBIENTAL

Es necesario apostar por la creación de una Autoridad Autónoma, que pueda recuperar credibilidad, asegurando la supervisión e implementación de instrumentos para la protección ambiental, que rompa de manera definitiva la dependencia del sector Energía y Minas, en todas sus etapas.

Un reciente informe de la Defensoría del Pueblo recomienda crear una Autoridad Ambiental Independiente con peso y responsabilidad política, recursos técnicos y presupuesto suficiente, y que concentre las competencias y funciones ambientales hoy dispersas en instituciones como CONAM, DIGESA, INRENA, IMARPE, entre otros. Esta autoridad podría adoptar la forma de una Superintendencia Nacional de Medio Ambiente, o de un Ministerio del Medio Ambiente, que sería responsable de liderar el proceso de descentralización en materia ambiental. Lamentablemente, tanto la Sociedad Nacional de Minería como el Presidente del Consejo de Ministros se han opuesto a la creación de dicha autoridad autónoma, que hasta el Banco Mundial reclama.

Por una cuestión de justicia, la minería debe asumir los costos sociales y ambientales que genera, manteniéndose dentro de los límites impuestos por los ecosistemas. Es evidente que en el caso peruano no se han seguido estos criterios, por ello es latente el descontento ciudadano y la multiplicación de conflictos asociados con la expansión minera.
  

   
La Oroya: una de las ciudades más contaminadas del planeta

MineriaSegún una investigación de la organización Blacksmith Institute (EEUU), La Oroya es la 5ta ciudad más contaminada del mundo. La ciudad de La Oroya es el centro de refinación de metales para la sierra central del Perú. Al privatizarse el complejo minero en 1997, pasó a manos de la empresa norteamericana Doe Run Co., que hasta el presente ha incumplido con desarrollar debidamente su Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA).

Según estudios, los índices de sustancias nocivas que contaminan el medio ambiente de La Oroya, son muy superiores a los límites aceptables para la seguridad y salud de las personas. Ya en 1999 el Ministerio de Salud encontró que el 99% de los niños sufrían de elevados niveles de plomo en la sangre, y que el 20% de estos niños tenían niveles tan altos que requerían de urgente atención médica.

El estudio “La Oroya No Espera”, del año 2000, señala que las concentraciones de contaminantes alrededor del complejo metalúrgico, se mantenían muy por encima de los estándares internacionales.

La presencia de elementos nocivos en el aire como el dióxido de azufre, cadmio, plomo y arsénico, así como desechos acumulados y agua contaminada, contribuyeron a la destrucción progresiva de la vegetación y al deterioro de la salud de la población. Estudios posteriores confirman el deplorable estado de la salud pública en La Oroya. La investigación de la Universidad de Saint Louis (EE.UU.) señala que casi el 100% de los casos estudiados de niños de 0 a 12 años, tenían elevados niveles de plomo en la sangre.

Para el caso de niños entre 13 y 18 años, la mitad de casos estudiados tenían niveles elevados de plomo. Asimismo se encontró fuerte presencia de otras sustancias nocivas como cadmio, arsénico y antimonio. Sin embargo, hasta ahora muy poco se ha avanzando en el saneamiento ambiental y protección de la salud, pues Doe Run ha logrado que el Ministerio de Energía y Minas le conceda, una y otra vez, injustificadas prórrogas del PAMA.
  

 

  
Contaminación en el Callao

97% de los niños de la Oroya, entre 6 meses a 6 años, tienen concentraciones de plomo en la sangre por encima de los niveles de seguridad, segun la Universidad de Saint Louis (EEUU)

En el Puerto del Callao existen gigantescos depósitos para minerales al aire libre que permiten que por efecto del viento, partículas de plomo y otros elementos nocivos se diseminen en los alrededores, afectando a miles de familias de zonas aledañas como Puerto Nuevo, Ciudadela Chalaca, Chacaritas, Santa Marina, etc.

Estudios del Ministerio de Salud y entidades privadas encontraron entre la población afectada niveles de plomo en la sangre por encima de los límites permisibles. Así,el año 2000, la Dirección General de Salud (DIGESA), encontró que apenas 1 de cada 20 niños analizados tenía niveles de plomo en la sangre dentro de los límites aceptables. A pesar de esta contundente evidencia, la respuesta del Estado y las empresas mineras que utilizan el Callao para embarcar minerales, ha sido lenta y displicente, lo que ha provocado una intensa campaña de protestas entre los pobladores afectados. Al presente,más de 300 damnificados están buscando ante el sistema judicial una indemnización del Estado y las empresas mineras.
  

 

GLOSARIO

Pasivos Ambientales: Es el conjunto de los daños ambientales (contaminación del agua,del suelo,del aire,deterioro de los recursos y de los ecosistemas) producidos por una empresa durante su funcionamiento ordinario o por accidentes,a lo largo de su historia.

Programa de Adecuación y Manejo Ambiental: Conocido por sus siglas PAMA, es el programa donde se describe las acciones e inversiones necesarias para cumplir con reducir la contaminación y los daños ambientales.

Programa de Monitoreo Ambiental: Muestreo,medición y análisis de datos técnicos y ambientales,que se realizan para definir las características del medio o entorno, identificar los impactos ambientales de las actividades productivas,y conocer su variación o cambio durante el tiempo.

Límite Máximo Permisible: Nivel de concentración o cantidad de uno o más contaminantes,por encima del cual existe riesgo para la salud,el bienestar humano y los ecosistemas.

 

PARA SABER MÁS…

DEFENSORIA DEL PUEBLO. Informe
Defensorial sobre el Derrame de Mercurio que afectó a Choropampa y otras localidades.

http://www.eclac.org/dmaah/noticias/paginas/7/27987/Caso_CHOROPAMPA.pdf

ASOCIACION CIVIL LABOR.
Responsabilidades de cada sector del Estado para la protección de la salud
ambiental en áreas de actividad minera.

http://www.muqui.org/html2/info/CompetenciasEstado.pdf
BEBBINGTON,ANTHONY.LosMovimientos Sociales Frente a la Minería:Disputando el Desarrollo
Territorial Andino.

http://cies.org.pe/files/seminario/mineria/bebbington.doc
ASTE DAFFOS, JUAN.Razones para no conceder la prórroga al PAMA de Doe Run Perú.
http://www.todosobrelaoroya.org/files/
Ponencia%20JAD%20Dialogo%20Minero%2027%20abril%202006.ppt
  

 
El Precio del Oro. Violaciones de los DDHH en Yanacocha
Un documento de Ralph Weihermann
Sobre el Documental
Información
 

  
Palabra de escritor

“Sixto llegó de las minas haces meses, junto con otros mineros huaripampinos. Venían a ver su pueblo, las retamas, las vacas que dejaron en el pastizal y a partir nuevamente hacia La Oroya, el caserío de las chimeneas, después de reposarse. Pero solo venían a morir, como dijo Pedro Limayta, pues tenían los pulmones quemados de tanto respirar en los socavones. Y en verdad que se fueron muriendo, poco a poco, en las sementeras, tosiendo sobre las acequias, y se quedaron torcidos en el suelo, entre nosotros, que no sabíamos que bendición echarles. Así se fueron todos, menos Sixto Molina”

Julio Ramón Ribeyro, “El Chaco”
  

 
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento