Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 01
 
¿Quienes ganan y cuánto?
¿Por qué tantos conflictos?
¿Cómo evitar el daño ecológico?
¿Pueden beneficiarse las regiones?
 
 
 
 
Portada

Editorial

SALUD Y AMBIENTE
¿El costo humano no importa?

CONFLICTOS
Minas que siembran minas

ECONOMÍA
¿País minero o empresas mineras?

ECONOMÍA
Tienen corona desde el gobierno de Fujimori

ECONOMÍA
Se sacaron tremenda lotería con el aumento de los precios mineros

LABORAL
Trabajadores mineros en busca de justicia

DESCENTRALIZACIÓN
Regiones: Minería no es desarrollo

POLÍTICA
Arreglos bajo tierra

PROPUESTAS
Otra minería es posible

RIQUEZA MINERA VS.POBREZA

Wikipedia
 
 
ARREGLOS
BAJO TIERRA

Las empresas mineras poseen un gran poder político en nuestro país. Tienen influencias en el Ejecutivo,Legislativo, autoridades regionales y municipales. Su poder ha crecido,al punto de contar con una red de empresas de seguridad privadas, que desarrollan trabajos de inteligencia y seguimiento a dirigentes sociales o sindicales,con quienes las empresas mineras tienen algún conflicto.

 
ESCRIBE: JAVIER DIEZ CANSECO

¿Qué quiere el poder minero hoy en el Perú? Las gigantescas ganancias de los últimos años han dado a las empresas mineras un enorme poder y lo usan con el objetivo central de mantener los desmedidos privilegios que disfrutan. Así las compañías mineras buscan:

  • Impedir que se apliquen regalías e impuestos a las sobreganancias que darían al país y a las regiones una parte más justa de nuestras riquezas naturales.
  • Contener las demandas de los trabajadores en pos de salarios dignos.
  • Mantener regulaciones del medio ambiente y la salud débiles y permisivas.
  • Seguir avasallando comunidades campesinas.

SUS REDES CON EL GOBIERNO

Promesas olvidadas

Alan García candidato prometía justicia y equidad ante la minería; Alan García presidente olvidó sus promesas…

“Las empresas mineras tienen grandes recursos y aún así se permiten el lujo de seguir explotando al pueblo a través de las services. Pero yo no tengo miedo, orque no debemos nada a los grandes poderes ni a los grandes monopolios. Y les digo a esas empresas que el APRA va a acabar con eso”.
24 de febrero del 2006


“Hay que cumplir las leyes que hablan de los programas ambientales, de la regulación de las services y de las jornadas laborales de 8 horas. Hay que considerar además una mayor parte del trabajo y la riqueza generada en las minas en el canon, y que la mitad o más del mismo vaya a las provincias”.
27 de febrero del 2006


“Cuando se hicieron los contratos, el precio del oro estaba en 240 dólares la onza, hoy está en 660 dólares la onza. Me parece que manteniendo una relación cordial pero firme con las empresas internacionales, tendremos derecho a que venga mucha más inversión”.
3 de mayo del 2006

Descargue una Gigantografia con estas promesas y Peguelo en su organización

La incidencia de los mineros sobre el Estado es evidente. Basta recordar el “vladivideo” de las negociaciones de Montesinos con un vocal de la Corte Suprema para que fallase en favor de la transnacional minera Newmont en el litigio contra sus socios franceses por la posesión de la riquísima mina de oro de Yanacocha. Como ejemplo reciente, recordemos como los empresarios mineros lograron que el Presidente García incumpla uno de sus principales compromisos electorales: establecer un impuesto a las sobreganancias mineras.

En el Gobierno, cuentan con ministros y tecnócratas de alto nivel vinculados a ellos. Por ejemplo, la Dra. Rosario Padilla ocupó el Viceministerio de Minería, habiendo sido representante legal de Doe Run, empresa responsable de la grave contaminación en La Oroya. Padilla también estuvo involucrada en la irregular autorización a Minera Volcan para reinvertir $170 millones de dólares sin pagar impuestos.

Esa es la clase de funcionarios públicos sumisos a las grandes mineras, que pululan dentro del Estado. En este primer año del gobierno de García, las mineras consiguieron que se emitan decretos que restringen la participación ciudadana en el otorgamiento de concesiones mineras y que recortan la atribución de los municipios para establecer Áreas de Conservación Municipal.

Esa influencia dentro del gobierno se constata también en el Ministerio del Interior y las fuerzas policiales. No se trata sólo de la velocidad y fuerza desmedida que pone la policía para reprimir conflictos con agricultores opuestos a la entrada de la minería en sus tierras (Majaz) con trabajadores (Casapalca o Shougang). Además, se dan el lujo de colocar como asesores del Ministro del Interior a funcionarios de poderosas empresas: como Yanacocha.

A tal punto ha crecido el poder minero, que hasta cuentan con una red de empresas de seguridad privadas, como Forza, que desarrollan trabajos de inteligencia y seguimiento a dirigentes sociales o sindicales con quienes tienen algún conflicto. Han llegado al extremo de intervenir domicilios y amenazar con armas a quien creen conveniente. Estas empresas están integradas por oficiales retirados de la Marina y de las Fuerzas Armadas, de la época fujimorista. La empresa Forza fue descubierta hostilizando a organizaciones ambientalistas y a un sacerdote católico, el padre Arana, en Cajamarca. También han aparecido supuestas "rondas campesinas" de la empresa minera Miski Mayo (propiedad de la brasileña Vale do Rio Doce) involucrada en el proyecto "La Morada". Esta situación, con los antecedentes del primer gobierno de García y el grupo llamado “Rodrigo Franco”, puede significar el germen de una estructura paramilitar, con gravísimas consecuencias.

SOCAVONES EN LA POLÍTICA

ESTIMADOS HERMANOS NO NECESITAMOS NI CONGRESO, NI LEYES, NI FEOS CONTRATOS, SI NUESTRO BUEN MONAGILLO
                                                       QUE ARREGLA TODO POR LAS BUENAS

En el Congreso se han promovido normas legales favorables a estos grupos de poder, perjudicando a las comunidades campesinas y agricultores, manteniendo una autoridad ambiental desarticulada y sin autonomía. También, desde el Congreso y el gobierno, los sectores aliados a las grandes mineras han bloqueado los esfuerzos de la Defensoría del Pueblo para ejercer un mayor control medioambiental y hacer respetar los derechos de pueblos originarios y comunidades campesinas.

La influencia de las mineras implicó, en algunos casos, otorgar puestos de funcionarios de la empresa a personajes claves de los partidos políticos. Así, Hugo Otero –el hombre que maneja la imagen y las campañas del presidente García– ha sido funcionario de Yanacocha.

“DIVIDIR Y REINAR”

Algunas empresas mineras han buscado –con matices– mejorar el manejo de su relación con la población, especialmente a partir del caso de Minera Tintaya. Otras compañías han tenido una lógica confrontacional y prepotente. La empresa minera Manhattan –en Tambogrande, Piura– aplicó esta estrategia, pero en aquella zona, un vasto movimiento campesino y popular detuvo este proyecto que habría destruido una de las principales áreas agrícolas del país. Esa misma lógica prepotente y manipuladora adoptaron otras empresas, como Doe Run en La Oroya, Yanacocha en Cajamarca, Shougang en Marcona, Volcan, Casapalca, Majaz o Aruntani.

Algunas empresas han constituido el llamado “Grupo Norte”, que busca generar un “colchón” social de defensa a las inversiones mineras, otorgando algunos beneficios a limitados sectores y buscando dividir las organizaciones sociales existentes. Generar este “colchón” en favor de proyectos mineros cuestionados por la población implica someter –con prebendas y favores– a diversos medios de comunicación y “periodistas”, buscando desprestigiar las críticas, aislar a
quienes reclaman y facilitar la represión de los dirigentes. Con ello se ha impuesto un monótono discurso en gran parte de los medios de comunicación (radio, TV. y prensa escrita), sosteniendo que la minería sólo genera beneficios al país.

Ese mismo discurso alega que los conflictos de la población con determinadas actividades mineras son obra de agitadores. Varios periodistas independientes que no se han sometido y sufrieron represalias debido al enorme peso que tienen en las compañías mineras en muchas localidades. También buscan influir sobre autoridades regionales y municipales, ofreciendo obras o –en otros casos– negocios particulares y prebendas a los funcionarios para que las favorezcan.

Son numerosos los casos de funcionarios que fueron beneficiados con pagos de estudios y becas, negocios para ser sus proveedores, o han sido contratado posteriormente como empleados.

Se gana así, con la billetera, lo que no se gana con los votos de la gente: autoridades sumisas. En otros casos las compañías mineras han combinado una influencia corruptora sobre autoridades locales con el sometimiento y chantaje a las organizaciones de trabajadores. Doe Run, por ejemplo, somete a sus trabajadores de La Oroya a un virtual chantaje: su salud a cambio de mantener su trabajo, señalando que si le obligaban a hacer inversiones de manejo ambiental, se cerraría la empresa.

Especulando con nuestras riquezas

El año 2003, el rico yacimiento de Toromocho fue concesionado por apenas US$ 2 millones de dólares a inversionistas que no desarrollaron el yacimiento y simplemente se sentaron a esperar. En julio del 2007, estos especuladores revendieron la concesión por US$ 800 millones de dólares a una minera china. ¡Una ganancia de 400 a 1, sin haber hecho practicamente nada! Por supuesto, el Estado Peruano no ha recibido un centavo de esos US$ 800 millones.

La ofensiva contra las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) ambientalistas, ha sido muy dura por parte de la Sociedad Nacional de Minería, promoviendo –a través de sus lobbistas como el Dr. Ántero Flores Aráoz– una legislación que permita someterlas y recortarles su independencia. Y en el caso de la Iglesia Católica, contando con la creciente influencia del Opus Dei, han buscado retirar de las zonas mineras a religiosos que defienden a la población afectada.

Así, el poder minero ha tendido una extendida telaraña para detener la exigencia de amplios sectores nacionales por una minería respetuosa con el medio ambiente y que abandone sus exagerados privilegios tributarios.

Contra ello nos enfrentamos quienes aspiramos a un manejo más equilibrado y justo de nuestros recursos naturales, para usarlos en función de un proyecto nacional de desarrollo y el bienestar de todos.

PARA SABER MÁS…

CGTP.Globalización y Minería en el Perú.
http://cgtp.org.pe/Syscgtp/modules/Biblioteca/images/Publicaciones/
Globalizacion_y_Mineria_del_Peru.pdf

ARIELA RUIZ CARO.Las privatizaciones en Perú:
Un proceso con luces y sombras.

http://www.nuso.org/upload/articulos/3410_1.pdf

CGTP.Carta al Presidente García.
http://cgtp.org.pe/Syscgtp/modules/Biblioteca/images///Cartas/carta


 
 
 

Palabra de escritor

“A la tercera copa, Mateo le dijo al subprefecto: -Necesitamos, querido subprefecto, dos gendarmes. -¿Para qué hombre?... –respondió en broma y ya algo chispo el viejo Luna- ¿A quién van a echar bala?... José alego: -Es para ir a ver a unos peones prófugos. ¡Qué quiere usted! La “Mining Society” nos obliga a poner en las minas cien peones de aquí a un mes. La oficina de Nueva Cork exige más tungsteno. Y los cholos que tenemos “socorridos” se resisten a cumplir sus contratos y a salir para Quivilca.”

César Vallejo, El Tungteno

 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 08-Jul-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento