Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 01
 
¿Quienes ganan y cuánto?
¿Por qué tantos conflictos?
¿Cómo evitar el daño ecológico?
¿Pueden beneficiarse las regiones?
 
 
 
 
Portada

Editorial

SALUD Y AMBIENTE
¿El costo humano no importa?

CONFLICTOS
Minas que siembran minas

ECONOMÍA
¿País minero o empresas mineras?

ECONOMÍA
Tienen corona desde el gobierno de Fujimori

ECONOMÍA
Se sacaron tremenda lotería con el aumento de los precios mineros

LABORAL
Trabajadores mineros en busca de justicia

DESCENTRALIZACIÓN
Regiones: Minería no es desarrollo

POLÍTICA
Arreglos bajo tierra

PROPUESTAS
Otra minería es posible

RIQUEZA MINERA VS.POBREZA

Wikipedia
 
 
OTRA MINERIA
ES POSIBLE

Con esta publicación no sólo queremos presentar un diagnóstico de los problemas, sino también plantear alternativas de política. Otra minería para un verdadero desarrollo es posible. Podemos aprovechar nuestra riqueza natural para que realmente beneficie a la mayoría de los peruanos y contribuya a un futuro mejor. A continuación algunas orientaciones centrales para que eso pueda hacerse realidad.

Necesitamos establecer una nueva orientación de desarrollo: inversión en salud, nutrición y educación. Al mismo tiempo, tienen que aplicarse nuevas tecnologías que, aprovechando nuestros recursos naturales, conocimientos tradicionales y organización comunitaria, nos permita tener una producción de alto valor de manera sostenible.

Pero esta nueva orientación del desarrollo tiene hoy un impedimento fundamental en la falta de recursos. La educación está en crisis porque el presupuesto es bajísimo. El sistema de salud deja fuera al 20% de los peruanos, sobretodo por los cobros de medicinas y operaciones que hacen los hospitales por falta de presupuesto. Las universidades públicas están abandonadas y no hacen casi nada de investigación o desarrollo tecnológico. La promoción del agro y las pymes no se siente. Por ello un sustancial aumento del presupuesto para estos rubros es indispensable.

Los recursos minerales, de gas y petróleo son la principal riqueza de donde se pueden obtener esos recursos. Una reforma tributaria que alcance a quienes más riqueza tienen y una reducción de la evasión tributaria es también importante. Pero lo que puede lograrse con mayor rapidez para una fuerte inyección de recursos en salud, educación y tecnología, es gravar mejor la explotación minera.

Para ello, hay que tomar las siguientes medidas: terminar con los convenios de estabilidad tributaria, cobrar regalías a todas las empresas mineras y establecer impuesto a las sobreganancias mineras de al menos 50%. Los recursos que así se obtengan deben destinarse a las prioridades del desarrollo social y productivo, estableciendo un reparto equilibrado de esos beneficios en todo el territorio nacional.

SI SOLO NOS DIERAN LA MITAD

 
 
¿CÓMO VAN A RENEGOCIAR EL CONTRATO DE CAMISEA Y LOS CONTRATOS DE MINERIA CON ESTE TLC
 
! JA ! ESTE TOVAVIA ESTA CREYENDO QUE VAMOS A RENEGOCIAR CONTRATOS

El año pasado, las principales empresas mineras tuvieron ganancias por 22 mil millones de soles. Diez mil millones más que el año anterior, gracias a que los precios del cobre y el zinc se cuadruplicaron y los precios de los otros metales se duplicaron. El gobierno aprista ha negociado para que las empresas aporten 500 millones de soles anuales al “Programa Minero de solidaridad con el pueblo”, apenas el 5% de las sobreganancias. En cambio en Ecuador las empresas petroleras deben pagar un impuesto a las sobreganancias del 50%. En Botswana, el Estado recibe el 80% de las utilidades de la principal mina de diamantes, que es su riqueza mineral, gracias a los cual es el país del mundo que más ha crecido económicamente desde 1960.

Si nuestro gobierno hubiera hecho como Ecuador, recibiría no 500 sino 5 mil millones de soles ANUALES, es decir 4,500 millones adicionales. ¿Cuál es la diferencia? Con este dinero, se podría:

Otorgar 100 soles mensuales a TODAS las familias pobres extremas del Perú: 900 millones de soles.

Hacer totalmente gratuita la atención, las medicinas, los diagnósticos y las operaciones en los hospitales y centros del Ministerio de Salud, y tener brigadas de salud itinerantes en 100 provincias con zonas alejadas: 600 millones de soles.

Dar pensiones básicas de 200 soles mensuales a todos los peruanos mayores de 65 años que habitan en el campo: 800 millones de soles. Dar mil soles por aula, para su refacción y mobiliario, a las asociaciones de padres de familias y directores de colegios públicos: 300 millones de soles.

Construir sistemas de agua potable para 3 mil pueblos rurales donde viven un millón y medio de familias: 1,000 millones de soles. Duplicar los beneficios entregados a los comités del vaso de leche y comedores populares, otorgando a las madres organizadas recursos para proyectos sociales y económicos: 400 millones de soles.

RESGUARDAR LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE

La explotación minera debe respetar el medio ambiente, la población local y los derechos de los trabajadores. En relación al medio ambiente, los actuales estudios de impacto ambiental y PAMAs no son adecuados. Es prioridad lo siguiente: 1) establecer una autoridad ambiental autónoma, independiente del Ministerio de Energía y Minas; 2) asegurarse que la población potencialmente afectada sea ampliamente informada y adecuadamente consultada al respecto; 3) considerar los riesgos a la salud pública y establecer las regulaciones correspondiente; 4) monitorear los indicadores ambientales y de salud pública. En esta solución, el principio de ¨el que contamina paga¨ debe ser estrictamente aplicado, así como la obligación de una reserva financiera por futuros posibles pasivos ambientales a las empresas mineras.

GENERAR TRABAJO DIGNO

Las ¨services¨, cooperativas y contratas creadas para evadir obligaciones y derechos laborales por parte de las empresas mineras, deben eliminarse. Todos los trabajadores deben poder sindicalizarse y la empresa minera, debe respetar sus derechos. La sindicalización y la negociación colectiva, por empresa y por rama, tienen que promoverse. Hay que establecerse condiciones especiales de salarios mínimos y edad de jubilación para la minería; dar seguridad en el trabajo para reducir al mínimo los accidentes. Para ello, la fiscalización del Ministerio de Trabajo es indispensable.

El TLC: Gran defensa de las hiperganancias

El TLC establece un freno muy fuerte a las posibilidades de que nuestros recursos naturales realmente sirvan para reducir la pobreza, mediante un impuesto a las sobreganancias o una renegociación de contratos. Incluso medidas como mayor protección al medio ambiente, la salud pública o los derechos laborales pueden verse limitadas.

Esto se debe a que el capítulo de inversiones del TLC establece que cualquier medida que afecte las expectativas de ganancia de los inversionistas puede ser considerada "expropiación indirecta", y las empresas podrán demandar una indemnización y entablar juicios al Estado peruano en tribunales internacionales de arbitraje al respecto.

Es, por cierto, lo que hizo la empresa chilena Luchetti, amparada por una convenio a estas cláusulas del TLC: cuando se le retiró el permiso de operar en los Pantanos de Villa que había obtenido gracias a una relación privilegiada con Vladimiro Montesinos – filmada en video – demandó al Estado peruano ante un tribunal internacional por 150 millones de dólares. (ver laudo de CIADI)

MINERÍA CON DEMOCRACIA

Actualmente la minería actúa con prepotencia y autoritarismo para mantener sus privilegios. Funcionarios y jueces son doblegados. El poder de estos grupos no repara en espionar y hostigar a opositores.

La acción política soterrada de las empresas mineras socava la democracia. Los lobbies que hacen tienen que ser investigados y sancionados. La corrupción debe ser sancionada con la pérdida inmediata de la concesión minera. La acción encubierta de espionaje y amedentramiento deben terminar.

El Poder Ejecutivo, el Congreso y la sociedad civil están en la obligación de establecer mecanismos permanentes de amplia convocatoria para asegurar que las condiciones bajo las que opera la minería, sean ampliamente informadas y discutidas. A nivel de las municipalidades y comunidades afectadas, es indispensable que cualquier actividad de exploración o explotación minera sea previamente informada y consultada.

MINERÍA ORIENTADA POR PLANES DE DESARROLLO

La minería tiene hoy un crecimiento desordenado, motivado por el afán de lucro de sus dueños; sin regulaciones y orientaciones básicas que no causen daños y, más bien, aporten al desarrollo nacional y regional.

La decisión sobre si en una zona puede haber minería debe considerar todos los efectos sobre el agua, el medio ambiente, la agricultura, etc. Una evaluación global de costos y beneficios, económicos sociales y ambientales es básico.

El Centro de Planeamiento Estratégico podría hacerlo, cuando el gobierno aprista decida cumplir la Ley de su creación que ya ha sido aprobada. Tras esa evaluación se decidirá si la minería puede entrar en la zona, o si conviene más que no entre, para proteger la naturaleza y la agricultura.

También hay que promover clusters o conglomerados industriales y servicios vinculados a las actividades mineras. La minería debe favorecer otros sectores con la compra de alimentos, uniformes y botas, repuestos, etc, así como servicios especializados (informática, geología, etc). También se debe avanzar en industrializar los minerales y promover actividades conexas.

Por otro lado, a nivel macroeconómico, las alzas y caídas de los precios internacionales han marcado la economía peruana en los últimos 50 años. El Estado debe responder con una política muy simple: guardar dinero durante la época de las vacas gordas, y usar lo guardado durante las temporadas de vacas flacas.

CONCLUSIÓN:CONSTRUYAMOS UNA NUEVA POLÍTICA.

Para lograr estos cambios, lo más importante es conseguir un nuevo sentido común, que se exprese políticamente. El conocimiento de la realidad social y el convencimiento de que hay alternativas, es el primer paso para ello. A eso quisiera, modestamente, contribuir esta publicación, y este esfuerzo.


Palabra de escritor

“Esa misma mañana salió con su mujer de la choza de los Cuéllar. Viajó a la pampa de Junín. ¡Quería conocer a los comuneros que habían osado enfrentarse a la “Cerro de Pasco Corporation”! ¿De que estaban construidos esos hombres?. Un diciembre amargo, flagelado de nevadas, visitó Yanacancha, Villa de Pasco, Junín, todos los pueblos avejentados por el pavor del Cerco. “Es cuestión de decidirse, Garabombo”, le dijo Adán Ponce, de Villa de Pasco. “Aquí también la gente temblaba hasta que no quedó mas remedio que pelear. Menos que animales éramos. El animal acorralado ataca, pero hombre perseguido aguarda inmóvil la muerte. ¡Hay que pelear!”

Manuel Scorza, Garabombo el Invisible

 

Soy agua, playa, cielo, casa blanca soy mar Atlántico, viento de América soy un montón de cosas santas mezclado con cosas humanas Como te explico? cosas mundanas.

Piero

 

 

 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 08-Jul-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento