Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 02
 
Service ¿mal necesario?
¿Por qué los salarios no aumentan?
¿Hay más empleo?
¿Necesitamos sindicatos?
 
 
 
 
Portada

Editorial

DERECHOS LABORALES
¿Contra el empleo?

CHOLO BARATO
Pero aumenta el empleo

REMUNERACIONES JUSTAS
¿Sueño imposible?

BENEFICIOS SOCIALES
Lo que usted debe saber

"MALDITOS SERVICES"
Ignorando abusos

DERECHOS ATROPELLADOS
Políticas antilaborales y prácticas antisindicales

MEJORES SALARIOS AYUDAN AL DESARROLLO
Mejorando la distribución del ingreso

DERECHOS LABORALES Y GLOBALIZACIÓN
Globalizando el trabajo digno

MUJERES EN LA FUERZA LABORAL
Trabajadoras independientes

PROMOVIENDO EMPLEOS DECENTES
El Estado y la promoción de políticas sectoriales

Wikipedia
 
 
MEJORES SALARIOS AYUDAN AL
DESARROLLO
La restitución de derechos laborales y el aumento de salarios ampliarían el mercado para el agro y las pymes, promoverían la capacitación y el avacen tecnológico y mejorarían la distribución del ingreso.

Quienes se oponen a establecer derechos básicos para los trabajadores argumentan que esos derechos espantan la inversión; y que mientras más bajos los costos para las empresas, más gente emplearán. Los hechos ponen de manifiesto la falsedad de su argumento: en Europa, donde hay fuertes sindicatos, seguro de desempleo y beneficios laborales amplios, el crecimiento económico no se ha detenido. Pero ¿será que hay que esperar que la economía crezca para mejorar la situación de los trabajadores? ¿Son los salarios y derechos laborales solamente un costo para las empresas, o tienen además otros efectos sobre la economía y el desarrollo?

 

Por una nueva política laboral el desarrollo

Quince años de neoliberalismo y ausencia de derechos laborales han llevado al estancamiento de los salarios y una alta desigualdad de los ingresos. Esta situación se ha convertido además en un freno a la capacitación y la modernización tecnológica. Una mayor preocupación por la calidad de vida de los trabajadores, pueden y deben ir de la mano con el progreso económico. Una nueva política laboral es posible y necesaria.

La elevación de los salarios pasa por restituir los sindicatos y promover una relación de respeto mutuo y colaboración entre trabajadores y empresarios. Así un nuevo clima laboral, con mejores salarios y condiciones de trabajo, promoverá la productividad y la modernización tecnológica.

Para ello los trabajadores requieren tanto derechos llamados colectivos –como el derecho a la sindicalización y la negociación–, como derechos individuales: a no ser despedidos arbitrariamente, a no ser discriminados, a no sufrir acoso sexual, al descanso pre y post-natal (que debiera también alcanzar al varón), al derecho a la seguridad social.

La defensa frente al despido arbitrario, es fundamental no solamente para darle seguridad y tranquilidad al trabajador. También porque actualmente las empresas despiden a quienes quieren sindicalizarse. Si bien las empresas requieren flexibilidad para ajustar la cantidad de trabajadores cuando reducen sus ventas, así como poder despedir a quienes no trabajan bien, eso no puede amparar la arbitrariedad y la negación de los sindicatos.

 

LOS SALARIOS SUSTENTAN EL MERCADO DE LAS PYMES Y EL AGRO

Los sueldos y salarios no son sólo un costo. También sustentan la demanda de la industria nacional, las pymes (pequeñas y microempresas) y el agro. Como hay millones de trabajadores, su gasto de todas las semanas en alimentos, ropa, transporte o diversión es lo que permite que miles de empresas vendan y hagan negocio, y que millones de informales y campesinos se ganen la vida. Son los sueldos y salarios los que sostienen el mercado interno del que viven las pequeñas y medianas empresas. Además, para poder exportar las empresas tienen primero que “entrenarse” en el mercado interno, donde su conocimiento del mercado es mayor. Pero en los últimos años los salarios no han aumentado, por lo que para las pymes las posibilidades de vender se han mantenido reducidas. Son esas pymes las que generan la mayor parte del empleo en el Perú. Por eso, una política pública para mejorar los salarios, mediante salarios mínimos y negociación colectiva, es importante también para quienes no tienen trabajo formal.

MAYORES SALARIOS, MEJOR DISTRIBUCION DEL INGRESO

El neoliberalismo aduce que mejores salarios y derechos laborales reducen la creación empleos y de esa manera, agravan la pobreza. No es así. Las empresas contratan trabajadores principalmente según sus necesidades de producción; si pueden vender y producir más, contratan más gente. Además, la mayoría de empresas hoy tienen ganancias altas que les permiten aumentar salarios. Estos salarios más altos generarían más mercado para los productos de los campesinos e informales, permitiéndoles permitiéndoles mayores ingresos. Además, en el Perú cuando una familia pobre tiene la suerte que uno de sus miembros consiga un trabajo bien pagado, esa persona muy probablemente ayudará a los demás miembros. De tal manera que un aumento de salarios termina mejorando los ingre­sos de muchas otras personas. Con el discurso contra los salarios y los derechos laborales, lo que defiende la derecha son las ganancias empresariales, como si el capital fuera la única fuerza de desarrollo y los dueños de las empresas quienes deben concentrar los ingresos.

SALARIOS BAJOS FRENAN AVANCE TECNOLÓGICO

Buenos sueldos y salarios son un aliciente para el trabajo. Si nos pagan mejor, trabajamos mejor. Pero en el Perú, los empresarios frecuentemente prefieren usar el miedo para asegurar nuestro esfuerzo: el miedo a ser despedido y quedar desempleado. Pero el miedo no funciona bien para el desarrollo moderno, cuando se trata de buscar nuevas ideas para aumentar la productividad, de aportar al trabajo en equipo para solucionar problemas, de estar a la vanguardia en tecnología e innovación. Para eso hay que ganarse el corazón de los trabajadores, y para ello es necesario reconocer sus derechos y compartir las ganancias de la productividad. Esto implica una nueva relación entre empresas y trabajadores, donde a través de los sindicatos se pueda negociar compromisos para mejorar la productividad, los salarios y las condiciones de trabajo.

Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
Portada | Editorial | Derechos laborales | Cholo barato | Remuneraciones justas | Beneficios sociales | "Malditos services" | Derechos atropellados | Mejores salarios ayudan al desarrollo | Derechos laborales y globalización | Mujeres en la fuerza laboral | Promoviendo empleos decentes
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 08-Jul-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento