Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 03
 
¿Tiene voluntad el gobierno?
¿Cómo mejorar las economías regionales?
¿Van bien los gobiernos regionales y municipios?
¿Se puede resolver los conflictos?
 
 
 
 
Portada

Editorial
Descentralización. Reto por entender

¿HACIA DONDE?
Descentralización:
hacia dónde?

ENTREVISTA
"La desactivación del CND no fue lo más acertado"

DESCENTRALIZACIÓN
El reparto del billete

CANON
El Canon: Realidad y Fantasía

CONFLICTOS SOCIALES
Conflicto en las regiones

PARTICIPACIÓN CIUDADANA
Gobernar es escuchar y compartir

ENTREVISTA
"Siempre hemos sabido juntar esfuerzos y recursos"

ECONOMÍA
Crecimiento en pocas regiones, para poca gente

ZONIFICACIÓN
Poniendo orden en la casa

INTEGRACIÓN REGIONAL
Como integrar regiones

PROPUESTAS
Once propuestas para la descentralización

Infografia central.
PERÚ: País de profundos contrastes

Wikipedia
 
 
EL CANON:
REALIDAD O FANTASÍA
En la distribución del canon existen fuertes inequidades: sólo 6 departamentos
concentran el 70% del total de recursos y en el otro extremo 4 departamentos
reciben sumas insignificantes. Un impuesto a las sobreganancias mineras,
adecuadamente distribuido, permitiría que los beneficios de estos recursos lleguen a regiones y provincias hoy excluidas del mismo.

El Canon en los últimos años se ha convertido en una fuente importante de recursos de los gobiernos locales y regionales; en algunos casos es la principal fuente de financiamiento de sus inversiones. Pero, al mismo tiempo es utilizado, con medias verdades, para sustentar posiciones antojadizas contra municipios, gobiernos regionales y comunidades impactadas por la minería, el gas y el petróleo.

  Diez mentiras sobre el Canon
  1. El Canon es un impuesto de las empresas mineras y petroleras.
  2. El Canon perjudica la competitividad de las empresas extractivas.
  3. El Canon es un pago de las empresas a las comunidades.
  4. El Canon se forma con todo lo que aportan las empresas al fisco.
  5. El Canon es para todos los gobiernos locales y regionales.
  6. El Canon es una compensación por los daños ambientales.
  7. El Canon regresa al gobierno central si no se utiliza durante el año.
  8. El Canon se puede utilizar para cualquier gasto.
  9. El Canon es para todas las comunidades alrededor de minas, yacimientos de gas o petróleo y otros recursos naturales.
  10. El Canon es un regalo del gobierno central a las regiones.
 

¿Qué es el Canon? Es la participación que tienen los gobiernos locales, regionales y universidades públicas de un determinado departamento, de algunos ingresos tributarios obtenidos por la explotación de los recursos naturales. Es decir, de los recursos que recauda el gobierno central por la extracción de minerales, gas, petróleo, energía, pesca y madera, una parte se destina por norma a los gobiernos sub nacionales; esa parte se denomina canon. Hoy, el canon NO es un impuesto adicional o una contribución especial de las empresas (como sí lo era bajo la Constitución de 1979).

El Canon no depende de la voluntad del gobierno central como las otras transferencias presupuestales. El gobierno no puede quitar el canon a algunas provincias o distritos porque su distribución está previamente definida por una ley. Esta ley indica cuánto de lo recaudado por la explotación de ese recurso natural es para el gobierno regional, cuánto para los municipios provinciales y distritales, y cuánto para las universidades públicas del departamento.

La forma en la que se constituye actualmente el canon contradice la Constitución, que dice que se debe determinar sobre todos los tributos que recauda el Estado por la extracción de recursos naturales. Mientras el canon minero y gasífero se determina sobre el impuesto a la renta; para el sector petrolero funcionan como una regalía (un porcentaje del valor de producción).

             
 
C
A
N
O
N
  10%   Municipios Distritales donde se explotan los recursos  
           
    25%   Municipios de la Provincia donde se explotan los recursos naturales  
           
    40%   Municipios del departamento donde se explotan los recursos naturales  
           
    25%  
Gobierno Regional 80% Gobierno Regional
20% Universidad
 
             
1/ En el caso del petróleo la distribución es diferente: 20% se destina al Gobierno Regional, 70% a las municipalidades, 5% a las Universidades y 5% a los Institutos Superiores (en Loreto 52% va al Gobierno Regional).

En ningún caso se consideran para el cálculo del canon los demás tributos recaudados, como el Selectivo al Consumo o el General a las Ventas.

La política del gobierno en relación a esos impuestos afecta directamente los presupuestos regionales y municipales en esas zonas. Por ejemplo, gracias a que el gobierno viene aceptando que la empresa Cerro Verde se acoja al beneficio de exoneración de imuestos por reinversión (a pesar que esta ley fue derogada 7 años atrás), entre el gobierno regional y los municipios del departamento de Arequipa pierden 120 millones de dólares de canon. La no aplicación de un impuesto a las sobreganancias mineras tiene el mismo efecto.

LA DISTRIBUCIÓN DEL CANON

Es inconveniente el gasto apresurado de los recursos del Canon, porque su incremento se debe al auge minero, que en 2 ó 3 años puede desvanecerse

 

También está en debate la forma como se distribuye el canon, por las inequidades que existen entre departamentos y al interior de ellos. Solo 6 departamentos concentran el 70% del total de recursos de canon y en el otro extremo 4 departamentos reciben sumas insignificantes. Esto se debe a que los principales recursos que generan el canon, los minerales, el gas y el petróleo, están concentrados en algunas zonas del país.

  Formación del canon por sector
  • Minero: 50% del Impuesto a la Renta de las empresas mineras + 100% de las Regalías Mineras.
  • Gasífero: 50% del Impuesto a la Renta de las Empresas + 50% de las Regalías Gasiferas
  • Petrolero: 10% del Valor de Producción (y para regiones vecinas un 2.5%).
  • Energético: 50% del Impuesto a la Renta de las generadoras de energía Hidroeléctrica
  • Pesquero: 50% del Impuesto a la Renta de las Pesqueras + 50% de los Derechos de Pesca.
  • Forestal: 50% de los derechos de aprovechamiento de productos forestales.
 

La inequidad entre departamentos se reproduce entre las diferentes municipalidades: unas pocas reciben grandes cantidades de recursos y concentran la mayor parte, mientras que las municipalidades vecinas reciben menores recursos. Dos ideas equivocadas sustentan estas inequidades. En primer lugar, la idea de que el canon es una fuente compensatoria por los recursos naturales extraídos y por tanto, solo es para las poblaciones “afectadas”. Sin embargo, los costos ambientales y sociales que generan las empresas deben ser pagados aparte de sus impuestos generales, que es de donde sale el Canon. Nuestras riquezas naturales deben ser una palanca financiera para el desarrollo, local, regional y nacional. En ese sentido, un impuesto a las sobreganancias mineras, adecuadamente distribuido, podría permitir que los beneficios de estos recursos lleguen a regiones y provincias hoy excluidas del mismo.

En segundo lugar, otra idea equivocada es creer que la forma de asignar los recursos a los diferentes departamentos puede ser homogénea, sin reconocer que cada realidad regional es diferente. La aplicación de una norma común genera resultados para Cusco que no son los mismos para Cajamarca y Ancash. Debemos buscar normas adecuadas a las particularidades y prioridades regionales.

¿GASTAR APRESURADAMENTE ES LO MEJOR?

El Presidente García ha criticado a gobiernos regionales y municipios porque no gastan con suficiente rapidez los recursos del canon. Varios de sus ministros le han seguido la corriente. Esa ha sido una de las justificativas del proyecto de ley para que los municipios distritales repartan, dinero en efectivo a la población, del 35% del canon que reciben. Por cierto, el gobierno aprista ve la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio, ya que el gobierno central ha sido muy lento en ejecutar inversiones. Eso no le ha impedido buscar debilitar a los municipios con esta norma.

Palabra de escritor
 
“Las formas de descentralización ensayadas en la historia de la República han adolecido del vicio original de representar
una concepción y un diseño absolutamente centralista. Los partidos y los caudillos han adoptado varias veces, por
oportunismo, la tesis de la descentralización. Pero, cuando han intentado aplicarla, no han sabido ni han podido moverse
fuera de la práctica centralista.”
José Carlos Mariátegui. 7 ensayos sobre la realidad peruana.

Lo más impor tante, que el gobierno no ha tomado en cuenta, es que es inconveniente para los gobiernos regionales y municipios gastar apresuradamente ese dinero. Porque los recursos del canon han aumentado debido a los elevados precios de los minerales, y probablemente sean mucho menores dentro de dos o tres años, cuando los precios caigan. En otros departamentos, los recursos minerales empiezan a agotarse. Por ello, no conveniente una “partida de caballos y parada de borricos”, gastando rápido hoy para mañana tener obras paralizadas.

Peor cuando, acostumbrados a un presupuesto muchísimo menor, los gobiernos regionales y municipios tienen que desarrollar sus capacidades para poder ejecutar el nuevo presupuesto. Por eso mismo tampoco es bueno repartir plata como Papa Noel, acostumbrando a la gente a ese dinero, para luego tener que recortarlo. Lo mejor es gastar bien y de manera sostenible.

 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 15-Jul-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento