Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 03
 
¿Tiene voluntad el gobierno?
¿Cómo mejorar las economías regionales?
¿Van bien los gobiernos regionales y municipios?
¿Se puede resolver los conflictos?
 
 
 
 
Portada

Editorial
Descentralización. Reto por entender

¿HACIA DONDE?
Descentralización:
hacia dónde?

ENTREVISTA
"La desactivación del CND no fue lo más acertado"

DESCENTRALIZACIÓN
El reparto del billete

CANON
El Canon: Realidad y Fantasía

CONFLICTOS SOCIALES
Conflicto en las regiones

PARTICIPACIÓN CIUDADANA
Gobernar es escuchar y compartir

ENTREVISTA
"Siempre hemos sabido juntar esfuerzos y recursos"

ECONOMÍA
Crecimiento en pocas regiones, para poca gente

ZONIFICACIÓN
Poniendo orden en la casa

INTEGRACIÓN REGIONAL
Como integrar regiones

PROPUESTAS
Once propuestas para la descentralización

Infografia central.
PERÚ: País de profundos contrastes

Wikipedia
 
 
GOBERNAR
ES ESCUCHAR
Y COMPARTIR
La principal característica de muchos gobernantes es hacer oídos sordos a la población; sin embargo, es necesario que su voz sea escuchada en las decisiones políticas para un buen Gobierno.

La democracia peruana tiene un serio problema: la enorme distancia entre gobernantes y ciudadanos. Quienes son elegidos a menudo creen que pueden hacer lo que les venga en gana, y dejan de escuchar al pueblo. A veces caen en corrupción, y otras simplemente se encierran en una torre de cristal, dejan de atender problemas claves y se convierten en un grupo que actúa mirándose el ombligo. Dos grandes remedios hay a este problema: la descentralización y la participación.

Ambas estrategias están conectadas. Abrir espacios para que los ciudadanos de a pie puedan hacer oír su voz en las decisiones de gobierno es mucho más factible y eficaz a nivel municipal y regional. En nuestro país han habido avances importantes en la participación, pero el actual gobierno se opone a ella y hay un cierto cansancio en la población que tiene que ser encarado. La participación es cada vez más un tema importante en las agendas políticas y sociales. La normativa nacional y los Convenios Internacionales

han venido reconociendo el diálogo y la participación ciudadana como factores favorables a la gobernabilidad. Pero más allá de dádivas y favores de los gobernantes, esto debe ser entendido como derecho ganado y reconocido por una sociedad organizada y democrática. No obstante, lejos de
implementarse o aprovecharse estos derechos, los ciudadanos siguen siendo ignorados por los partidos y por el Estado en muchos aspectos, subestimándose los aportes de la democracia directa y participativa para ejercer un Buen Gobierno.

PROMOVIENDO LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA

En efecto, muchos beneficios se derivarían de una participación ciudadana correctamente orientada, los que no se limitan a quienes la ejercen sino que se extiende a los demás sectores de la vida política y social.

La promoción de la participación ciudadana en la gestión pública en el Perú, particularmente en el ámbito municipal, viene desde las décadas de los 80 y 90, cuando se promovieron experiencias exitosas sin que existieran marcos normativos o propuestas de políticas públicas sobre el particular. La participación ciudadana es incorporada como parte de las políticas nacionales a partir del gobierno de transición democrática y especialmente con las leyes de descentralización del 2002 en adelante. Así, diversas leyes disponen que los gobiernos regionales deben tener un Consejo de Coordinación Regional (CCR) donde participan también municipios y sociedad civil; a su vez, los municipios deben tener Consejos de Coordinación Local (CCL). Hay también espacios participativos a nivel descentralizado en temas como salud, educación, medio ambiente y otros.

A cuatro años de vigencia de la participación como política nacional a nivel de planes de desarrollo, presupuestos participativos y otras actividades, hay algunos avances significativos, como lo reconocen autoridades y organizaciones sociales; pero también enormes dificultades que son necesarios enfrentar.

No obstante la seriedad de los problemas mencionados con relación a la participación, en el Congreso de la República la atención prestada ha sido insuficiente. En efecto, de los 18 dictámenes de la Comisión de Descentralización del Congreso, convertidos en Leyes de la Republica, en el periodo agosto 2006-julio 2007, ninguna abordó el tratamiento de estos problemas. El Poder Ejecutivo tampoco se caracteriza por ser fuente generadora de alternativas de solución a los problemas que enfrenta la participación ciudadana, más bien todo lo contrario.

Lo que está quedando como aportes parciales son los esfuerzos que provienen de algunas gestiones municipales y regionales, así como de la sociedad civil, en torno a la participación ciudadana en los planes de desarrollo y presupuesto participativo, mecanismos de concertación, de vigilancia social, de rendición de cuentas, entre otros.

    Problemas centrales en la participación
Políticos
  • Los partidos políticos en su mayor parte no se identifican con la democracia participativa. Siguen entendiendo la democracia solo como mecanismos de representación.
  • Entre las organizaciones gremiales y sociales que se pronuncian sobre políticas públicas, prevalece la cultura confrontativa.
  • Voluntad política de muchos gobernantes no favorece la participación.
 
Normativos
  • Barreras para la participación con exigencias formales y poniendo topes en los CCRs y CCLs.
  • No se recogen prácticas participativas de zonas rurales.
 
Institucionales
  • Numerosos espacios de participación
    y concertación que no se articulan.
  • Sectores públicos se excluyen de espacios
    de participación y concertación.
 
Sociales
  • La población pobre, poco organizada, tiene dificultades para acceder a los espacios de participación.
  • Mayor parte de organizaciones sociales
    son frágiles y desconfían de los beneficios de la participación.
  • En la medida que se pasa del nivel distrital al provincial y al regional, son menores las organizaciones representativas.
  • Un punto crítico es el de los costos de la participación, de transporte, tiempo, etc.
 
Culturales
  • La enorme diversidad cultural del país no es tomada en cuenta.
  • Persisten comportamientos individualistas.
  • Algunos sectores sociales esperan que las autoridades les resuelvan los problemas.
 
Capacidades
  • Mayor parte de participantes muestra escasas capacidades propositivas.
  • Autoridades y funcionarios públicos en muchos casos tampoco muestran las capacidades necesarias.
 
Operativos
  • Procedimientos de convocatoria poco eficientes. Falta de claridad en instrumentos de gestión y en los resultados
    que se buscan.
  • Población mal informada.
  • Ausencia de seguimiento y evaluación.
 
 
    Participación ciudadana: beneficio para todos
 

La participación es beneficiosa para los gobernantes en:

  • Corresponsabiliza a los funcionarios públicos con los ciudadanos aumentando la eficacia de programas públicos.
  • La participación aumenta la transparencia de la administración pública, dificultando la corrupción.
  • Aumenta la confianza de la ciudadanía en el sistema y combate la apatía política.
  • Otorga credibilidad a la rendición de cuentas y legitima sus actuaciones. La participación beneficia a los ciudadanos y ciudadanas:
  • Porque se les toma en cuenta para identificar y resolver los problemas.
  • Porque desarrolla la educación civil y la capacidad de la participación responsable.
  • Porque los ciudadanos pueden hacer valiosas aportaciones a los procesos
    de planificación y ejecución sobre la base de su conocimiento detallado de las
    condiciones, necesidades y deseos locales.
  • Porque, al establecerse metas comunes, se contribuye a reducir la polarización
    política y permitir soluciones no violentas a los conflictos.
 
 
    Prioridades para una agenda sobre la participación
 

CONGRESO DE LA REPÚBLICA

  1. Modificación de Leyes Orgánicas de Gobiernos Regionales y Locales. Modificación de Ley Marco del Presupuesto Participativo.
  2. Ley de participación y control ciudadano.
  3. Modificación de Ley de partidos políticos.
 
 

PODER EJECUTIVO

1. Fortalecimiento del ACUERDO NACIONAL.

  • Fortalecimiento del Grupo Permanente de Descentralización.
  • Promoción de los Acuerdos y Foros regionales, sobre la base de las iniciativas de Acuerdos de Gobernabilidad suscritos en la campaña electoral del 2006.

2. Promulgación de Ley Orgánica del Poder Ejecutivo-LOPE, comprendiendo:

  • El respeto y promoción de los derechos ciudadanos a participar en la adopción de políticas públicas, su seguimiento y evaluación.
  • Garantizar la vigencia y reforzamiento de los consejos nacionales sectoriales de concertación.
  • Crear el Consejo Intergubernamental para la conducción concertada de la Descentralización, con participación de la sociedad civil.

3. Presupuesto participativo

  • Participación obligatoria de los sectores en los procesos participativos.
  • Establecer una Directiva Nacional sobre el Presupuesto Participativo a través del MEF.

4. Puesta en marcha del Sistema Nacional de Planeamiento Estratégico y del CEPLAN (Centro de Planeamiento Estratégico).

 
 

GOBIERNOS REGIONALES Y GOBIERNOS LOCALES

  1. Actualización de ordenanzas regionales y locales sobre la participación.
  2. Creación de Sistemas Regionales de Planeamiento Estratégico.
  3. Ampliar las Juntas de Coordinación Interregional (Comisión de Reforma del Estado de CONADES).
 
 
Palabra de escritor
 
“La precariedad de la democracia en el Perú tiene una relación profunda con el centralismo. El proceso de constitución del Perú como nación se ha realizado en torno a un patrón de desarrollo desigual que concentra los recursos económicos y humanos en determinadas ciudades del litoral (Lima, Arequipa, Trujillo), subdesarrollan su entorno inmediato. Este proceso ha legado a su extremo en Lima, que es donde terminan todos los circuitos de poder, económico, político y simbólico. No se trata sólo de que existe una distribución inequitativa de los recursos económicos y humanos. El problema fundamental es la existencia de un patrón de desarrollo que lleva las desigualdades al extremo”
Nelson Manrique, Democracia y Nación-La Promesa pendiente
 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 15-Jul-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento