BLL
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 05
 
¿Qué sacamos de las cumbres?
¿Sólo la inversión extranjera salvará al Perú?
¿Todos ganamos con los TLCs?
¿EEUU, Europa y China son los mismo para el Perú?
 
 
 
 
Portada

Editorial

GLOBALIZACIÓN
El año de las cumbres

AGRICULTURA
Agro peruano y globalización

TRABAJO
Incertidumbres laborales

TECNOLOGÍA
Tecnología ¿más barata con los TLCs?

CAN Y UE
CAN y Unión Europea ¿más allá de un TLC?

COMERCIO
Ni comercio libre ni comercio justo

GLOBALIZACIÓN
Transnacionales ¿los nuevos virreyes?

MERCADO INTERNO
Una década que cambió la economía peruana

REGIONES
Qué es lo que estamos firmando, se preguntan las Regiones

ALTERNATIVAS
Relaciones económicas para un nuevo Perú

Wikipedia
 
 
TECNOLOGÍA
MÁS BARATA
CON LOS TLC?
La aplicación de nuevas tecnologías se constituye en una herramienta importante para el desarrollo de un país, y debemos estar alertas para aprovecharla. Sin embargo, los TLCs y las negociaciones comerciales mundiales en torno a la llamada “propiedad intelectual” buscan hacerla más caras y de menor acceso.

Las empresas peruanas no tienen mayores barreras estatales para acceder a nuevas tecnologías. No hay limitaciones al ingreso de máquinas o tecnologías y no se paga impuestos por la importación de maquinaria. La apertura de nuestra economía a ese respecto es muy amplia. El Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos (EE.UU.) o con la Unión Europa (UE) no cambiará eso.

PROHIBIDO EXIGIR

  Patentes y medicinas

El Ministerio de Salud ha calculado que por otorgar patentes de 20 años –según el acuerdo del ADPIC–, el aumento de precios de las medicinas costará a los peruanos 75 millones de dólares el 2011, y 131 millones
el 2017.

El TLC originalmente suscrito por Toledo y Bush permitía prolongar aún más ese monopolio para las medicinas (cinco años adicionales).

El Ministerio de Salud evaluó que eso elevaría los precios promedio de éstas a más del doble, a un costo de entre 200 a 300 millones de dólares. Felizmente las enmiendas introducidas al tratado por los congresistas demócratas de los Estados Unidos permiten evitar esos efectos negativos.

 

El TLC con EE.UU. tiene otras provisiones que sí pueden afectar negativamente la capacidad del Perú para promover el cambio tecnológico. La importación de maquinarias o el establecimiento de empresas extranjeras no aseguran la adopción de tecnologías en la mayoría de empresas y trabajadores.

La experiencia internacional y nacional conoce muchos ejemplos de ocultamiento de nuevas tecnologías por parte de las empresas trasnacionales. Por ello, Japón, Corea del Sur y China

establecieron medidas para promover la transferencia de tecnología: obligación a que la inversión extranjera llegara para establecer alianzas con las empresas nacionales, contratación de profesionales y trabajadores locales, capacitación de la mano de obra del lugar, investigación y desarrollo con participación de centros de estudios y universidades nacionales, entre otras iniciativas.

El capítulo de inversiones del TLC con Norteamérica establece el llamado “trato nacional”, que impide establecer políticas diferentes para las inversiones de ese país. Además, imposibilita la aplicación de medidas de regulación de las inversiones como las indicadas, que son consideradas “requisitos de desempeño”.

PATENTES

  Experiencia internacional

Las exigencias de los EE.UU. en el TLC, y en general la de los países desarrollados con el ADPIC, establecen obligaciones de protección de la propiedad intelectual muy superiores a las que ellos mismos tenían cuando estaban a niveles menores de desarrollo.

Los países desarrollados han establecido una protección de patentes importante cuando han tenido un PBI per capita de alrededor de 20 mil dólares, mucho mayor al que tiene actualmente el Perú. Cuando tenían un PBI per cápita como el peruano, no tenían una protección de patentes significativa. Es decir, que esos países no lograron su progreso a partir de una protección fuerte de la propiedad intelectual, sino mas bien al permitir una mayor circulación de conocimientos y tecnologías para que éstas difundieran sus efectos positivos sobre toda la economía y la sociedad de manera rápida.

 

La parte referida a la propiedad intelectual, en particular las patentes, es otra forma como el TLC reduce las posibilidades del Perú de tener nuevas tecnologías. Mediante las patentes el Estado otorga al inventor de un nuevo producto el monopolio legal del mismo. Así, sin competencia, las transnacionales dueñas de la patente pueden imponer precios más altos y aumentar sus ganancias. Por ejemplo, en condiciones de monopolio protegido por las patentes, las medicinas antirretrovirales para el VIH-SIDA se vendieron a un costo de 10 mil dólares anuales por paciente. Actualmente, bajo competencia, cuestan apenas 300 dólares anuales.

La aceptación de las reglas del llamado ADPIC (Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio), impuestas por las potencias mundiales a los países en desarrollo durante la Ronda Uruguay en la década pasada como parte del acuerdo mundial de comercio, obligan al país a aceptar patentes por 20 años.

En palabras de Joseph Stiglitz , Premio Nobel de Economía, “el régimen de propiedad intelectual establecido en la Ronda Uruguay no es equilibrado y refleja sobretodo los intereses y perspectivas de los productores y no de los usuarios”.

El TLC con Estados Unidos establece normas que amplían esa protección de la propiedad intelectual,
incluyendo:

  • La protección de los datos de prueba sobre los agroquímicos por 10 años, lo que implica el monopolio.
    EL PERSONAJE

    Las exigencias de los EE.UU. en el TLC, y en general la de los países desarrollados con el ADPIC, establecen obligaciones de protección de la propiedad intelectual muy superiores a las que ellos mismos tenían cuando estaban a niveles menores de desarrollo.

    Los países desarrollados han establecido una protección de patentes importante cuando han tenido un PBI per capita de alrededor de 20 mil dólares, mucho mayor al que tiene actualmente el Perú. Cuando tenían un PBI per cápita como el peruano, no tenían una protección de patentes significativa. Es decir, que esos países no lograron su progreso a partir de una protección fuerte de la propiedad intelectual, sino mas bien al permitir una mayor circulación de conocimientos y tecnologías para que éstas difundieran sus efectos positivos sobre toda la economía y la sociedad de manera rápida.

     

    y la elevación de precios de esos insumos críticos para la modernización de nuestra agricultura.
  • La ampliación de lo que puede ser sujeto a patente, que incluirá no solamente productos de aplicación industrial sino todo lo que pueda ser “útil”.
  • La firma del UPOV 1991, que protege las nuevas variedades de plantas, igualmente encareciendo la posibilidad de que el Perú acoja variedades de productos agropecuarios más productivas.
  • La obligación de permitir el establecimiento de patentes de plantas.
  • El establecimiento de nuevos mecanismos de protección de patentes.
  • La protección de desarrollos en medios electrónicos, como el Internet.


Hoy, apenas el 3% de las exportaciones peruanas es de media o alta tecnología, mientras que el 45 % de nuestras importaciones son de ese tipo. El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) –informe Balanza de conocimientos y propiedad intelectual en el comercio, mayo 2005– estima que cada año pagamos 48 6 millones de dólares por
conocimientos incorporados en nuestras importaciones, pero solo vendemos conocimientos por 60 millones de dólares.

Ese mismo estudio calcula que con las nuevas reglas de propiedad intelectual en el TLC con Estados Unidos, el precio de los productos de media y alta tecnología aumentará, lo que costará al Perú 3,400 millones de dólares en la primera década del Tratado.

Con la Unión Europea, habrá que vigilar las negociaciones a este respecto y habrá que promover una fuerte cooperación para el desarrollo de capacidades de investigación e innovación de Ciencia y Tecnología en la región.

PIRATERÍA

Al mismo tiempo, el Perú posee una gran diversidad biológica, con 4.500 plantas de usos conocidos. Gran parte de esa riqueza es aprovechada de acuerdo a conocimientos ancestrales. Dado el desarrollo de la genética podría tener aplicación de alcance mundial.

Sin embargo, las normas vigentes en el ámbito internacional, que no serán modificadas por el TLC,
no aseguran el respeto a los conocimientos tradicionales de las comunidades nativas e indígenas: Cualquier empresa trasnacional puede venir al Perú, llevarse esas plantas y esos conocimientos,
y sobre esa base patentar nuevos productos sin que el aporte de los peruanos y los pueblos nativos
sea reconocido y retribuido de alguna forma.

 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
Portada | Editorial | Globalización | Agricultura | Trabajo | Tecnología | CAN y UE | Comercio | Globalización : transnacionales | Mercado Interno | Regiones | Alternativas
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento