Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 06
 
¿Cuanto nos cuesta la contaminación?
¿Será eficaz el Ministerio del Medio Ambiente?
¿Tendremos futuro sin agua?
 
 
 
 
En este número
 
Portada

Editorial
AMBIENTE COMPLETO

¿CUAL ES LA RAZA DEL PERRO?

¿EN QUÉ CIUDADES QUEREMOS VIVIR?

BAJO LA SOMBRA DEL BOSQUE

BIOPIRATERIA

Conservación:
¿CÓMO SE COME ESO?

AGUA
La tormenta que se viene

AGRICULTURA Y ECOLOGÍA DE LA MANO

MINERÍA, PETROLEO Y AMBIENTE

EL MEDIO AMBIENTE Y EL TLC PERÚ - EEUU

GOBERNANDO EL MEDIO AMBIENTE

¿QUÉ QUEREMOS DEL MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE?

10 Recomendaciones para cuidar el Medio Ambiente

Wikipedia
 
 
Conservación:
¿Cómo se come eso?
Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas

Una visión sobre el valor de mantener un desarrollo armonioso con la naturaleza.

Los conservacionistas –una ínfima minoría de peruanos– decimos, con frecuencia y con orgullo, que somos uno de los países con mayor diversidad biológica del mundo, un país “megadiverso". Una muestra de esa biodiversidad privilegiada prospera en un coherente sistema nacional de áreas naturales protegidas. Por otro lado, muchos burócratas, autoridades, políticos de izquierda y de derecha, comerciantes, estudiantes, periodistas, líderes étnicos y gremiales, pobladores locales y peruanos de a pie no reconocen ninguna área protegida, rechazan la idea de crear nuevas áreas protegidas porque las perciben como espacios excluyentes o desperdiciados, y no sabrían listar las diez especies de fauna más amenazadas del Perú, ni mucho menos perder un segundo de sueño por su posible desaparición. (A propósito, Machu Picchu es un área natural protegida y el injuriadísimo otorongo es una de nuestras principales especies amenazadas).

En un país que se autopercibe pobre, hambriento y urgido de dinero, extasiarse con crepúsculos selváticos o con los animales emblemáticos de los antiguos reinos que nos precedieron pareciera, en verdad, una idiotez. Eso no se come. Claro que tampoco se come ninguna danza y ninguna tonada. Pero a nadie se le ocurriría proponer la futilidad del carnaval de Puno, o que las radioemisoras abandonen sus programas de música romántica para emitir cursos de capacitación en cómo adaptar el agro al TLC. En parte, eso se debe a que los carnavales y las baladas empalagosas producen plata, son buenos negocios. En parte, eso se debe a que todo abandono hedonista de la realidad hace más gobernables a las personas (panem et circenses). En parte –una gran parte–, eso se debe a que los seres humanos, aún los más pobres, no somos estómagos ni billeteras con patas, sino seres complejos, que para nuestra supervivencia individual y social precisamos participar en rituales colectivos, soñar, crear y recrear símbolos de amor y de odio, emblemas de coraje y talento y constancia contra la adversidad que den razón de ser a nuestra existencia. Los más poderosos y antiguos símbolos de la tumultuosa y profunda complejidad de la experiencia humana provienen de la naturaleza: Desde las estrellas (inalcanzables) hasta la hormiga (laboriosa). Es nuestra naturaleza.

PURA IMAGEN

BiodiversidadY los grandes psicólogos modernos, los publicistas, lo saben perfectamente bien. Los comerciales están plagados de imágenes de la naturaleza. Nos venden (con sarcasmo) monstruos todo terreno para que podamos llegar a parajes remotos y prístinos, donde nadie más llega. Los automóviles más sexys se llaman Jaguar, Beetle, Mustang. Negocio floreciente es que la gente abandone sus ciudades infectas y cruce continentes para sumergirse –por un instante de la vida– en selvas lujuriantes y mares tropicales. Los blockbusters de Hollywood desbordan de paisajes espectaculares. Detergentes y televisores se promocionan con imágenes de arroyos saltarines y peces coralinos.

No podemos imaginarnos una declaración de amor perfecta sin aroma de flores ni luz de luna. Y tampoco podemos imaginar una buena vida sin agua limpia, aire limpio y comida diversa y saludable. Y sin embargo, el Rímac, que abreva a uno de cada tres peruanos, es un río envenenado de relaves mineros y basuras urbanas. El aire que respiramos está lleno de humos vehiculares e industriales, factores de asma y de cáncer asesino. La diversidad genética de las plantas alimenticias y animales nativos que domesticaron con enorme talento nuestros ancestros está amenazada por ideas mediocres de modernización del agro. Los más bellos paisajes, los animales más emblemáticos de la cultura humana (las grandes selvas, los grandes felinos), están todos enfermos y desapareciendo. En todo elplaneta. Por nuestro propio esfuerzo. Pero no con beneficio de todos. En realidad,todo ese daño ocurre sin hacer ninguna mella a la pobreza. Por el contrario, según avanza la destrucción de la naturaleza, aumentan también la pobreza y la desigualdad, y se suman a los desposeídos los desplazados ecológicos, los que perdieron sus bosques y sus chacras productivas, los que perdieron sus pulmones o sus páncreas o sus jóvenes cerebros por culpa de los contaminantes.

Una manera de asegurar que algo sobreviva a tanta destrucción, son las áreas naturales protegidas. Una manera de asegurar que el agua siga corriendo, suficiente y limpia, es proteger las cabeceras de nuestras cuencas hidrográficas. Una manera de expresar ante el mundo que somos un encuentro orgulloso de culturas, una patria, una nación, una identidad vital y compleja, es proteger nuestra naturaleza, nuestras especies y nuestros paisajes. Aquí estamos los peruanos, aquí queremos quedarnos, en estas tierras con estos colores y animales. Esto somos nosotros. Esto es nuestro.

Pero se nos plantean falsedades. Que la diversidad biológica no da plata. Que la diversidad biológica no alimenta. Que las áreas naturales protegidas no cumplen ninguna función estratégica. Y sin embargo, la biodiversidad sí da plata, todos los días, a pescadores y agricultores y madereros y exportadores de peces ornamentales y mariposas, entre muchos otros. En la biodiversidad se basó la bonanza del guano, el caucho, la anchoveta y la caoba. Pescados y mariscos y papas y ajíes de todo tipo nos alimentan todos los días. Las áreas naturales protegidas mantienen repositorios medicinales, de agua y aire limpios,de inspiración individual e identidad y orgullo nacional para los peruanos de hoy y mañana.

HAY AVANCES

Ya hay países, como Costa Rica, que basan su desarrollo en su biodiversidad. Regiones como San Martín, Loreto y Madre de Dios, sin ningún fanatismo conservacionista, se han dedicado a establecer nuevas áreas protegidas, para resguardar sus fuentes de agua y ecosistemas estratégicos, como lagos de valor pesquero. Cuando el gobierno intentó mutilar el Parque Nacional Bahuaja-Sonene, en septiembre pasado, cientos de jóvenes de Cuzco, Puno y Madre de Dios marcharon por las calles, enérgicos y en paz; no en contra del progreso, sino en defensa de su patrimonio. Miles de ciudadanos firmaron en contra del recorte. Los comités de gestión de las áreas naturales protegidas, amplias asambleas multigremiales e intersectoriales, nos ofrecen valiosas lecciones de gestión democrática y participativa del territorio, y de resolución pacífica de conflictos: las áreas protegidas incluso aportan a la maduración de nuestra adolescente democracia.

Si usted encuentra en “biodiversidad”, “conservación” y “áreas naturales protegidas” palabras ofensivas, a usted están dirigidas estas líneas. No para convencerle ni lavarle el cerebro. No para contarle el cuento de una gestión divina de la conservación (tenemos muchas fallas y carencias), ni de milagros verdes instantáneos. Sino para explicarle que existen argumentos poderosos, progresistas, patrióticos y honestos que sustentan nuestra visión de un desarrollo armonioso apoyado en la naturaleza. Esperamos seguir conversando.
  

LUGARES DE EXTRACCIÓN DE MADERA ILEGAL
 
 
La principal ruta de salida es a Bolivia a través de la frontera con Madre de Dios
TIPO DE MADERA TALADA
Caoba
Cedro
Shihuahuaco
Catahua
Pumaquino
Ishispingo
DESTINOS DE LA MADERA
China y Japón son los nuevos destinos internacionales de la madera nacional deforestada. El Perú pierde US $ 44.5 millones anuales por depredación.
 
ORGANIZACIÓN DE LAS MAFIAS MADERERAS
 
  Estos contratan a bandas de leñadores para realizar la tala ilegal.
  Las cabezas suelen tener vinculos con funcionarios del gobierno
Extraen los maderos del territorio de comunidades nativas o zonas protegidas  

Mezclan la madera ilegal con la legal para transportarla libremente usando los permisos de los aserraderos
 
 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento