Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 06
 
¿Cuanto nos cuesta la contaminación?
¿Será eficaz el Ministerio del Medio Ambiente?
¿Tendremos futuro sin agua?
 
 
 
 
En este número
 
Portada

Editorial
AMBIENTE COMPLETO

¿CUAL ES LA RAZA DEL PERRO?

¿EN QUÉ CIUDADES QUEREMOS VIVIR?

BAJO LA SOMBRA DEL BOSQUE

BIOPIRATERIA

Conservación:
¿CÓMO SE COME ESO?

AGUA
La tormenta que se viene

AGRICULTURA Y ECOLOGÍA DE LA MANO

MINERÍA, PETROLEO Y AMBIENTE

EL MEDIO AMBIENTE Y EL TLC PERÚ - EEUU

GOBERNANDO EL MEDIO AMBIENTE

¿QUÉ QUEREMOS DEL MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE?

10 Recomendaciones para cuidar el Medio Ambiente

Wikipedia
 
 
QUÉ QUEREMOS DEL MINISTERIO DEL AMBIENTE

El escenario en que surge la iniciativa de crear el Ministerio del Ambiente no parece el más favorable. No se trata solamente de la cada vez mas evidente opción del Gobierno de Alan García por el modelo económico neoliberal, sino de su falta de un auténtico interés en priorizar la dimensión ambiental como parte de las políticas nacionales de desarrollo. Múltiples son los indicadores de esto: ausencia de una política nacional ambiental, no aprobación de 29 estándares de calidad ambiental (ECAS) y límites máximos permisibles (LMP) hasta diciembre del 2007, falta de voluntad en enfrentar los pasivos ambientales mineros, entre otros.

Estamos ante un presidente que progresivamente se desnuda para mostrar en toda su magnitud lo que escondía detrás de su pregonado Perro del Hortelano: poner desesperadamente el país al servicio del gran capital como modelo de acumulación y de crecimiento, muy lejos de lo que significa una propuesta de desarrollo sustentada en la movilización de las capacidades y potencialidades productivas nacionales.

Coherente con lo anterior tampoco es bueno el escenario cuando la idea del nuevo ministerio surge para cumplir las exigencias del TLC con Estados Unidos o los compromisos el BID respecto al gas de Camisea. La propuesta de Alan García no es pues resultado de una reforma integral del Estado, o de la búsqueda de una nueva institucionalidad para encarar cambios de políticas de desarrollo, o de priorizar el manejo de nuestro patrimonio ambiental y diversidad biológica como base de las nuevas formas de crecimiento con equidad e inclusión. No es ese el marco que el Gobierno tiene para crear el Ministerio del Ambiente.

Nos corresponde persistir en que esos cambios ocurran en el país, sino dejaríamos de ser Bajo la Lupa, que a partir de la identificación de las causas profundas de los problemas promovemos los cambios necesarios. Así lo reflejan nuestros cinco números anteriores.

Sin embargo no podemos dejar de aprovechar el actual momento para que con todas sus limitaciones la creación el Ministerio del Ambiente se de en mejores condiciones y sirva de oportunidad para destacar en la opinión pública el debate sobre los temas antes señalados.

En este sentido, de acuerdo con las preocupaciones de la formada “Coalición por el Ministerio del Ambiente”, expresadas sobre el proyecto de ley propuesto por “la Comisión Brack” son varios aspectos los que debieran tomarse en cuenta como claves:

  • Contaminación - Bajo La Lupa El Ministerio debe ser la cabeza de un SISTEMA NACIONAL descentralizado de gestión ambiental, el mismos que debe articular a todos los actores públicos y privados involucrado en los diversos componentes de la gestión ambiental.
  • Debe tener capacidad institucional en licenciamiento y fiscalización ambiental con INDEPENDENCIA Y SOLVENCIA técnica para atender la magnitud de situaciones.
  • La aprobación de la viabilidad ambiental de TODO tipo de proyectos y no solo los de gran envergadura y valor estratégico, con lo cual se dejaría en libertad que muchas inversiones por su menor inversión en suma generen grandes daños al patrimonio ambiental.
  • Las competencias del ministerio de dar NORMAS VINCULANTES para los demás sectores, así como ejecutar DESCENTRALIZADAMENTE en coordinación con los Gobiernos Regionales y Municipales. Para esto resulta clave definir las competencias compartidas entre los tres niveles del sistema gubernamental, por un lado, y por otro, “blindar” al ministerio de la presión a veces funestar del poder político y no pocas veces de los grupos de poder económico.
  • La creación de mecanismos de COORDINACIÓN INTERSECTORIAL pública al más alto nivel para darle mayor seguridad de cumplimiento a sus competencias. Asimismo la creación de instancias de CONCERTACION INTERINSTITUCIONAL, con los diversos actores sociales, económicos y políticos para legitimar la gestión ambiental y generar progresivamente una conciencia favorable. Atención especial deben merecer las políticas y mecanismos de participación informada y oportuna de la ciudadanía.
  • La capacidad institucional para el TRATAMIENTO DE LOS CONFLICTOS SOCIO AMBIENTALES generados por los pasivos existentes, por la falta de comunicación entre actores y por la negligencia de las autoridades de establecer y hacer cumplir límites permisibles a la actividad extractiva, productiva y doméstica. Los conflictos deben ser asumidos como nuevas oportunidades de desarrollo descentralizado.
  • La garantía de RECURSOS PRESUPUESTALES SUFICIENTES para atender las competencias y funciones del ministerio superando la vieja práctica de que estos temas estén a merced de la buena voluntad del aporte de las agencias de cooperación externa. Bajo ningún concepto el Ministerio del Ambiente debe ser parte de los “hermanos pobres” porque lo llevará al fracaso.
  • La promoción de VEDURÍAS U OTRAS FORMAS DE VIGILANCIA SOCIAL frente a la acción pública y privada que afecte el patrimonio ambiental.
  • El establecimiento de MECANISMOS DE TRANSPARENCIA Y DE INFORMACIÓN PERMANENTE a la ciudadanía sobre las diversas inversiones públicas y privadas que signifiquen intervenciones sobre el ambiente, con la rendición de cuentas de las autoridades correspondientes ante las instancias respectivas.

El Ministerio del Ambiente debe crearse como PARTE DE UNA REFORMA INTEGRAL DE L ESTADO, por lo tanto debe articularse con la descentralización, la puesta en vigencia del CEPLAN, la modernización del Estado, la promoción de códigos de ética y la reforma de la carrera pública.

Al cierre de este número, se esperaba que el proyecto de ley formulado por la Comisión Técnica coordinada por Antonio Brack, sea seguida por un amplio proceso de difusión y debate descentralizado a nivel nacional con todas las instituciones públicas y privadas involucradas posibles y luego remitido al Congreso de la República. Es lo menos que se puede pedir tratándose de la creación de un nuevo Ministerio y del Ambiente.
  

  
Los pecados del Conam

Razones por las que este organismo público es incapaz de ser escuchado y respetado en sus decisiones:

  • No logró que se aprobara una política ambiental nacional ni impulsó cambios en la cultura y prácticas a favor del desarrollo sostenible.
  • No estableció una buena coordinación entre los sectores para evitar las duplicidades y contradicciones en su regulación y acciones.
  • No descentralizó la gestión ambiental, dejando imprecisa la asignación de competencias
  • No consiguió uniformizar las normas ni completar las reglamentaciones requeridas.
  • No apoyó la investigación necesaria para generar información ambiental adecuada y orientar las decisiones políticas.
  • No intervino oportunamente frente al estallido de los conflictos socioambientales.
      
 

  
El Ministerio no lo es todo

Sin voluntad política de los que toman decisiones, sin proyecto de país con visión de futuro y sin consensos sociales y políticos, poco podrá hacer un Ministerio del Ambiente en una realidad como la peruana. Si queremos evitar que el ministerio sea más que un hecho anecdótico dependerá de cuanto hagamos realidad, entre otras, las ideas centrales siguientes:

  1. El ambiente no es un tema sectorial sino una dimensión clave que está articulada al conjunto del desarrollo. Aprovechar bien nuestro patrimonio ambiental es indicador de visión de futuro sostenible.
  2. La gestión ambiental no se limita a lo que pueda hacer un ministerio, sujeto a decisiones políticas coyunturales. Corresponde a una acción de todo un sistema en el que participan diversas instituciones públicas y privadas.
  3. El manejo del patrimonio ambiental es tarea de todos, y solo si los diversos actores y agentes sociales, económicos y políticos están involucrados en esta tarea podremos tener resultados exitosos. Crear formas de concertación permanente para este fin se convierte en una acción fundamental.
  4. El ordenamiento territorial es un instrumento fundamental en el manejo de nuestros recursos y todo el patrimonio ambiental. Se necesita organizar técnica y racionalmente el uso del territorio de acuerdo a sus aptitudes, potencialidades y las prioridades de desarrollo sostenible.
  5. La evaluación de impacto ambiental (EI A) es otro instrumento que debiera ser valorado, pues nos señala la viabilidad de una actividad productiva o extractiva. Se debe dejar de lado la idea de que la EI A se formula para justificar la intervención de un proyecto de inversión en una localidad.
  6. No puede haber actividad extractiva si no hay consentimiento social para hacerlo. Eso implica el respeto de las voluntades locales en un marco de diálogo y de información necesaria para llegar a decisiones bien pensadas.
  7. Tiene que constituirse órganos de licenciamiento y supervisión ambiental con la suficiente solvencia técnica, económica y logística, así como con la independencia necesaria para tomar decisiones que no se modifiquen por intereses subordinados de otras instancias públicas y privadas.
  8. La gestión ambiental requiere de un sistema de un monitoreo e información permanente y transparente ante la sociedad, con mecanismos derendición de cuentas obligatorios en espacios diversos (municipios, regiones, ministerios, congreso nacional).
  9. Sobre la base de las normas consensuadas para el manejo del patrimonio ambiental, se debe garantizar el suficiente control ciudadano y la actuación del orden público frente a las transgresiones y demás actos de degradación de recursos naturales.
  10. Los conflictos socioambientales en ciertas actividades económicas debe llevarnos a priorizar la atención de agendas urgentes con los sectores involucrados: minería, hidrocarburos, pesca y extracción de madera.
  11. La realidad dice que es prioritario contar con un plan permanente desarrollo de capacidades en el marco de una reforma integral de Estado.
  12. La preocupante situación ambiental en el país nos debe conducir a promover rápidas y sostenidas campañas educativas y ante la opinión pública sobre temas prioritarios: manejo del agua, cambio climático, protección de biodiversidad, ahorro energético, limpieza pública).

Contaminación  Bajo La Lupa
  

 
Llanto al mar (traducción)

Cuna de vida,
camino de sueños,
puente de culturas
(¡ay, quién lo diría...!)
fue el mar.
Miradlo hecho un basurero.
Miradlo ir y venir sin parar.
Parece mentira
que en su vientre
se hiciera la vida.
¡Ay, quién lo diría
sin rubor!
Miradlo hecho un basurero,
herido de muerte.
De la manera
que lo desvalijan
y lo envenenan,
¡ay, quién lo diría,
que nos da el pan!
Miradlo hecho un basurero.
Miradlo ir y venir sin parar.
¿Dónde están los sabios
y los poderosos
que se nombran
(¡ay, quién lo diría!)
conservadores?

Miradlo hecho un basurero,
herido de muerte.
Cuánta abundancia,
cuánta belleza,
cuánta energía
(¡ay, quién lo diría!)
echada a perder.
Por ignorancia, por imprudencia,
por inconsciencia y por mala leche.
¡Yo que quería
que me enterrasen
entre la playa
(¡ay, quién lo diría!)
y el firmamento!
Y seremos nosotros
(¡ay, quién lo diría!)
los que te enterremos.

Joan Manuel Serrat

 
Versión en prosa por Joan Manuel Serrat
 
Version cantada - Joan Manuel Serrat
 
 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento