Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 07
 
¿Adónde va la salud ambiental?
¿Cuándo habrá avanzando en 2 años de gobierno?
¿Seguro de salud para todos?
 
 
 
 
Portada

Editorial
La salud

SALUD Y POBREZA
La invisible salud de los más pobres

SALUD AMBIENTAL
Necesitamos una política de salud ambiental

ASEGURAMIENTO UNIVERSAL
Seguro de salud para todos

BALANCE
Dos años de gobierno, muy pocos avances

DERECHOS EN SALUD
Haciendo de la salud un derecho

SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA
Madres en peligro de muerte

MEDICAMENTOS
TLC: Regresan los riesgos a la salud pública

PARTICIPACIÓN CIUDADANA
Participación para mejorar la salud pública

ALTERNATIVAS
Retos de la política de salud

Infografia central:
La salud en el Perú


Wikipedia
 
 
HACIENDO DE LA
SALUD UN DERECHO
Cuando Carmen Guevara se enteró que su hijo recién nacido había sido contagiado por el virus del VIH como resultado de una transfusión sanguínea practicada en la Maternidad de Lima, sintió que se enfrentaba a un problema para el que no estaba preparada.
 

Su caso era complejo y requería una respuesta rápida. Pero, ¿qué hacer? ¿Adónde acudir? ¿Quién podría brindar una ayuda eficaz? Pero llegaron primero los medios de comunicación que publicitaron el caso y la expusieron ante cámaras y micrófonos.

Acudió a reclamar ante el mismo hospital y no encontró explicaciones; al contrario, trataron de responsabilizarla. Pero ante la evidencia de que ella no era portadora del SIDA y la denuncia de otros casos en la misma Maternidad, la verdad se abrió paso

PROBLEMA SISTÉMICO

Hoy, cuatro años después, Carmen sigue batallando para que se haga justicia. Hay muchos casos como el suyo. En varios de ellos, la documentación que debía estar archivada y custodiada se ha perdido o no ha sido llenada adecuadamente. Hasta ahora no hay respuesta para las familias afectadas.

Se suele debatir sobre el acceso a servicios de salud con calidad, seguridad y respeto a los derechos de los usuarios. El gobierno y el Ministro buscan hacer que la responsabilidad en la vulneración de derechos recaiga únicamente en los médicos. Pero se trata de un problema sistémico y organizacional,
donde la falta de equipos e insumos, de medicinas y de presupuesto, así como las deficiencias de
gestión, tienen la responsabilidad mayor.

Por ejemplo, en los casos de infección con VIH como resultado de una transfusión sanguínea, el problema claramente no lo causaron los profesionales: no se aplicaron todos los filtros necesarios para reducir los riesgos al mínimo, y los insumos y pruebas no eran las más precisas. Hubo, así, un problema del sistema y la organización de los servicios.

RESPONSABILIDADES

Pero también hay oportunidades en las que estamos ante el incumplimiento de obligaciones por parte de quienes trabajan en el sistema de salud, por ignorancia, falta de supervisión o idoneidad, etc. La relación del personal con los usuarios no siempre es edificante. El descuido de la responsabilidad del trabajador, de su diligencia, capacidad y trato adecuado, a veces es fuente de vulneración de derechos.

No es posible reformar el sistema de salud sin atacar estos problemas. Por eso, la responsabilidad principal debe recaer en los hospitales y las instituciones de salud. Ellas deben responder inmediatamente por los daños causados. Y deben encargarse de establecer medidas de prevención de los daños y de organizar adecuadamente los servicios, equipándolos y eligiendo personal idóneo y competente.

EN LA SENDA DE AZANCA MEZA

Rebelarse contra una burocracia insensible requiere de valentía, y con mayor razón si se trata de enfrentar una política económica que los medios de comunicación calificaban de “exitosa”. Esa valentía la tuvo la señora Azanca Meza, madre soltera y portadora del VIH, es decir, parte del creciente número de mujeres que viene contrayendo esta infección, casi siempre contagiadas por sus esposos o convivientes. Allá por el año 2001, la señora Meza sabía que podía evitar indefinidamente la aparición del SIDA si recibía los medicamentos retrovirales y por eso, ante la negativa del Ministerio de Salud para otorgárselos, decidió entablar una demanda legal. Ningún canal de televisión realizó un reportaje sobre cómo luchaba por su vida. En el Perú, muchos consideran normal que los medicamentos sólo estén al alcance de quienes pueden pagar por ellos.

Dos años después, el Tribunal Constitucional emitió la sentencia 2945 -2003-AA/TC, donde disponía que el Ministerio de Salud le otorgara a la señora Meza la atención integral necesaria y señalaba que era su obligación atender la salud de las personas cuyas vidas se encuentran en peligro.

Desarrollando esta interpretación, en mayo del año 2006, el Tribunal declaró fundada la demanda de un grupo de habitantes de La Oroya, quienes exigían que el Ministerio de Salud declarara en emergencia esa ciudad ante la contaminación generada por la empresa Doe Run y se dispusiera una estrategia integral para apoyar a las víctimas (sentencia 2002-2006-PC/TC). Aunque desde 1999 , el Ministerio cuenta con informes sobre los estragos del plomo en niños y adultos, había rechazado sucesivas veces asumir su responsabilidad.

Ambas sentencias cuestionan las políticas de diversos gobiernos del Perú, para los cuales es más importante gastar en los viajes presidenciales, mientras los ciudadanos deben asumir los elevados costos de medicinas o tratamientos.

 

 
  Salud mental: dignidad y no estigmas

En octubre de 2007 llegó a nuestra oficina un hombre desesperado: hacía cuatro meses que le impedían ver a su pareja. En ese lapso, sólo había recibido correos electrónicos que ella le enviaba a escondidas.

Esta mujer, a quien llamaremos Mariela, madre de 29 años de edad, había sido internada por unos parientes, contra su voluntad, en el Hospital Hideyo Noguchi, donde le ocultaron los resultados del análisis de sangre que fue el pretexto para su internamiento. A su esposo también le negaron información, prohibiéndole todo contacto con ella. Posteriormente Mariela siguió privada de su libertad en casa de sus familiares, con las mismas restricciones del hospital, acompañadas de tratamientos obsoletos, tales como escribir cientos de páginas sobre su “adicción”, cual mecanismo de expiación de culpas.

CASO EMBLEMÁTICO

En el año 2005 la Defensoría del Pueblo denunció el acceso casi nulo de las poblaciones más alejadas, pobres y excluidas a la atención y rehabilitación integral en salud mental, así como la vulnerabilidad de quienes tienen diagnóstico de enfermedad mental.

Se violan, entre otros, el derecho a la libertad, a dar un consentimiento libre e informado, a un trato digno, a recibir atención integral evitando medidas de fuerza o tratamientos especialmente alteradores, como el electroshock. También observó que no existen mecanismos de protección de los derechos de las personas con problemas de salud mental al interior de los hospitales.

Las ONGs, las organizaciones de familiares y usuarios de servicios de salud mental, y un sector de profesionales, impulsaron la aprobación del Plan Nacional de Salud Mental, que plantea reformar el sistema para brindar acceso a tratamiento y rehabilitación, poniendo por encima de cualquier diagnóstico los derechos de las personas.

A pesar de esto, aún no se aprecia en el sector la voluntad política que destine el presupuesto y los recursos humanos para la implementación de esta política a nivel nacional y regional. Tampoco se ha logrado consenso para aprobar una norma reglamentaria que permita promover y defender los derechos de las personas con problemas de salud mental, tanto en el tratamiento como en la rehabilitación e inclusión en la sociedad.

Sin embargo, contamos con normatividad nacional e internacional que debe ser difundida y puesta en práctica para la protección de los derechos de las personas con discapacidades mentales. Por ejemplo, la Ley General de Salud señala una serie de derechos que garantizan el acceso a la salud y protegen la dignidad e integridad de las personas con enfermedades físicas y mentales, así como la Convención sobre los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad, ratificada en enero de este año.

Además, sectores de la sociedad civil y algunos funcionarios y trabajadores de salud trabajamos para lograr el empoderamiento de las organizaciones de familiares y agrupaciones de personas con diagnósticos de enfermedad mental.

Gracias a este accionar, el caso de Mariela pudo resolverse mediante una intervención legal. Actualmente ella vive con su esposo y su hija de tres años. Ha retomado su vida social y laboral, y con apoyo psicoterapéutico pudo enfrentar la crisis emocional provocada por la privación de libertad y el trato indigno que recibió.

Sin embargo, nos preguntamos cuántas personas como ella necesitan ser respetadas como seres humanos, con derechos fundamentales en ejercicio y capaces de decidir sobre sus vidas.

 
  Experiencia mexicana

La Cruzada Nacional por la Calidad de los Servicios de Salud iniciada en México el año 2001 tuvo como objetivos fundamentales promover un trato digno y adecuado para los enfermos y sus familiares.

Se propusieron mejorar los aspectos técnicos de la atención, garantizar el abastecimiento oportuno de medicamentos, asegurar un trato digno a los pacientes y ofrecer mayores oportunidades de realización profesional a médicos, enfermeras y todos aquellos que participan en los procesos de atención a la salud.

La Cruzada incluyó procesos permanentes de mejora del desempeño y de transparencia, para que las instituciones de salud rindan cuentas claras. Colocar a la calidad como un valor fundamental de la cultura organizacional de los servicios de salud, en beneficio de la población, fue la meta que se propusieron alcanzar.

 
 
   Ampliar   
 
 

EN LIMA Y HUANCAVELICA

En Lima hay 22 doctores, 11 enfermeras y 3 obstetras por cada 10 mil habitantes.

En Huancavelica hay 4 doctores, 3 enfermeras y 2 obstetras por cada 10 mil habitantes.

 

 

 

 

 

EN EL PERÚ

6 millones 500 mil no tienen atención de salud, es decir la cuarta parte de la población.

 
       
 

SÓLO EN LIMA

Existe un doctor por cada 455 habitantes

     
         
 
 
RED DE PACIENTES
 
ForoSalud ha impulsado la Red Nacional de Pacientes, que ya trabaja en ocho regiones. Esta red, pionera en Latinoamérica, se inscribe en la estrategia de la Organización Mundial de la Salud, que promueve la Alianza Mundial por la Seguridad del Paciente, por una atención de salud de calidad y con responsabilidad.
 
 
 
 
 
Palabra de escritor
 

Señor Ministro de Salud: ¿qué hacer?

¡Ah! Desgraciadamente, hombres humanos,

hay, hermanos, muchísimo que hacer

 
César Vallejo (Los Nueve Monstruos)
 

 

 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento