Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 07
 
¿Adónde va la salud ambiental?
¿Cuándo habrá avanzando en 2 años de gobierno?
¿Seguro de salud para todos?
 
 
 
 
Portada

Editorial
La salud

SALUD Y POBREZA
La invisible salud de los más pobres

SALUD AMBIENTAL
Necesitamos una política de salud ambiental

ASEGURAMIENTO UNIVERSAL
Seguro de salud para todos

BALANCE
Dos años de gobierno, muy pocos avances

DERECHOS EN SALUD
Haciendo de la salud un derecho

SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA
Madres en peligro de muerte

MEDICAMENTOS
TLC: Regresan los riesgos a la salud pública

PARTICIPACIÓN CIUDADANA
Participación para mejorar la salud pública

ALTERNATIVAS
Retos de la política de salud

Infografia central:
La salud en el Perú


Wikipedia
 
 
TLC:
REGRESAN LOS RIESGOS
A LA SALUD PÚBLICA
El TLC con los Estados Unidos –que negociaron Alejandro Toledo y Alfredo Ferrero, y que aceptó Alan García– incluía grandes ventajas para las trasnacionales farmacéuticas. El Ministerio de Salud calculó que los precios de las medicinas se duplicarían en 12 años a un costo de 300 millones de dólares adicionales, que tendríamos que pagar los peruanos a estas trasnacionales.

Felizmente hubo elecciones al Congreso en los Estados Unidos, los demócratas obtuvieron la mayoría y exigieron cambios al TLC. El gobierno peruano aceptó sumiso la renegociación sin pedir nada a cambio, pero en el rubro de medicinas los demócratas gringos también se preocuparon por lo que podía pasar a sus ciudadanos y eliminaron los párrafos más negativos del TLC.

Alan Garcia
   Ampliar 

Quienes negociaron por el Perú quedaron muy mal, pues quedó demostrado que podían obtenerse mejores condiciones. El resultado no es muy preocupante para los peruanos: aunque estaremos obligados a establecer la protección de datos de prueba no permitida en la legislación andina pero promovida por las trasnacionales, una reglamentación adecuada nos permite protegernos de ampliar el monopolio de las trasnacionales, que es la base para un alza de precios.

SUMANDO RIESGOS

Ahora bien, los mismos peligros del TLC con los Estados Unidos, se repiten con dos acuerdos que está negociando el gobierno peruano. El más avanzado en las negociaciones es el TLC que Perú y Colombia negocian con la EFTA (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza), que tiene trasnacionales farmacéuticas importantes.

Nuevamente estarán en la mesa de negociaciones el precio de los medicamentos y la salud de los millones de peruanos.

Estos países quieren incluir en el TLC varios elementos que proponía Estados Unidos, pero que fueron finalmente modificados: obligarnos a aceptar patentes de segundo uso y de procedimientos, “compensar” por demoras injustificadas en el otorgamiento de patentes, ampliar la protección de datos de prueba a información previamente divulgada y por más años, entre otros. Sería absurdo que, por cuatro países sin importancia para nuestras exportaciones, otorguemos enormes ventajas a las trasnacionales farmacéuticas en desmedro del bolsillo y la salud de los peruanos.

El otro es el acuerdo de la Comunidad Andina (Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia) con la Unión Europea. Estas negociaciones recién comienzan. Pero ya en la primera ronda de negociaciones, realizada en Bogotá a fines de marzo, la delegación europea planteó aumentar la protección a la propiedad intelectual, sin exceptuar los medicamentos.

Nuevamente estarán en la mesa de negociaciones el precio de los medicamentos y la salud de los peruanos. La Comunidad Andina debería definir una posición común sobre lo mejor para sus ciudadanos, que es precisamente no aceptar negociaciones sobre propiedad intelectual y medicamentos. No debemos repetir el “sí o sí” de Toledo y García en el TLC con los Estados Unidos.

 
  ¿Cómo proteger el derecho a la salud ante el TLC?
1 Regular adecuadamente la protección de datos de prueba, obligación del Perú establecida por el TLC. Minimizar su impacto negativo, asegurando que el plazo sea inmediatamente después de otorgada esa protección de datos de prueba en otro país y que no se extienda más allá del plazo de la patente.
2 Aprobar una ley estableciendo que las vacunas, las medicinas esenciales y las destinadas al VIH /SIDA, la tuberculosis, la malaria, las enfermedades trasmisibles y el cáncer son de necesidad de salud pública y que por lo tanto se autorizan las licencias obligatorias y las importaciones paralelas. De esta manera se abaratan las medicinas dejando de respetar las patentes en el marco de lo que permite el Acuerdo APDIC, la Declaración de Doha y el propio TLC.
3 Establecer un sistema de aseguramiento universal, que incluya la entrega de medicamentos en forma gratuita a toda la población. Incluir presupuestos protegidos para los medicamentos necesarios para las intervenciones sanitarias de las estrategias sanitarias.
4 Aprobar una ley de medicamentos y un programa público de competencia y abaratamiento que reforme el funcionamiento del mercado de medicamentos, asegurando mayor competencia y calidad, especialmente de los medicamentos genéricos. Asegurar la calidad de los medicamentos y publicitarlo reducirá la resistencia de médicos y pacientes a las medicinas genéricas. Asimismo, se debe promover la competencia mejorando el abastecimiento de las farmacias del MINSA y EsSalud, y publicitando los medicamentos genéricos.
 
  Nueva ley de medicamentos: Más de 10
años de espera

En 1997 se promulgó la Ley General de Salud 26842, con un capítulo ultraliberal sobre medicamentos, que ha llevado al Perú a tener el sector menos regulado, las medicinas más caras y la menor seguridad de calidad en la región.

En el periodo 2001-2006, se presentaron más de 70 proyectos de ley para modificar esta situación. Casi al final de dicho periodo, el Congreso logró aprobar la ansiada ley, pero fue observada por Toledo y volvió al Congreso.

En agosto del 2006, la Comisión de Salud del actual Congreso, en lugar de optar por la insistencia o allanarse a las observaciones, optó por postergar la decisión. En marzo del 2007, cuando ya se habían presentado seis proyectos de ley (1), la Comisión encargó a un grupo de trabajo elaborar una propuesta de dictamen. El grupo presentó su informe en julio del 2007 (2). Desde entonces, la Comisión convocó únicamente a representantes de la industria para “consensuar” las discrepancias subsistentes.

 
  Autogol peruano en la Comunidad Andina

En enero, el gobierno peruano presentó a la Comunidad Andina de Naciones
(CAN) una propuesta de modificación de la Decisión 486 (sobre el Régimen
Común de Propiedad Intelectual) en relación con la implementación del TLC
con Estados Unidos, pero sobrepasando las criterios del propio TLC.

Así, se pretende modificar el criterio de patentabilidad, introduciendo el término “utilidad” como equivalente de “aplicación industrial”. El TLC no obliga al Perú a eso. El riesgo es que, en cuanto a los medicamentos, el criterio de “utilidad” abre paso a las patentes de “segundo uso”, con 20 años más de exclusividad sobre la primera patente.

El gobierno peruano también propone ampliar el plazo de protección de las patentes de medicamentos por más de 20 años, al incluir compensaciones
por “retrasos irrazonables” en el otorgamiento de patentes.

Como aspecto positivo, la propuesta peruana incorpora el concepto de explotación temprana, conocida como “excepción bolar”, que es el derecho de cualquier persona a usar la materia protegida por una patente para hacer estudios y obtener aprobación sanitaria antes del vencimiento de dicha patente, y así poder comercializar su producto apenas quede vencida.

 
 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento