Bajo La Lupa
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 07
 
¿Adónde va la salud ambiental?
¿Cuándo habrá avanzando en 2 años de gobierno?
¿Seguro de salud para todos?
 
 
 
 
Portada

Editorial
La salud

SALUD Y POBREZA
La invisible salud de los más pobres

SALUD AMBIENTAL
Necesitamos una política de salud ambiental

ASEGURAMIENTO UNIVERSAL
Seguro de salud para todos

BALANCE
Dos años de gobierno, muy pocos avances

DERECHOS EN SALUD
Haciendo de la salud un derecho

SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA
Madres en peligro de muerte

MEDICAMENTOS
TLC: Regresan los riesgos a la salud pública

PARTICIPACIÓN CIUDADANA
Participación para mejorar la salud pública

ALTERNATIVAS
Retos de la política de salud

Infografia central:
La salud en el Perú


Wikipedia
 
 
 
RETOS DE LA
POLÍTICA DE SALUD
Al cumplirse el segundo año de gobierno, es conveniente insistir en las medidas centrales que debe tener una política de rescate y reforma efectiva de la salud pública.

 

1. RESCATAR LA IMPORTANCIA DE LA SALUD PÚBLICA

La salud pública no podrá progresar si no recibe la atención preferente del gobierno. Hay tres puntos clave al respecto:
  • Es indispensable aumentar sustancialmente el presupuesto. El Perú sólo destina 1,6% del PBI a la salud pública frente a un promedio regional de 2,7% (4,9% en Brasil y 5,7% en Costa Rica).
  • La salud pública debe tener prioridad frente a la contaminación ambiental por la minería y otras actividades, y los accidentes causados por el transporte público en Lima.
  • Deben promoverse nuevas actividades económicas y políticas sociales (productos agrícolas o del mar más saludables), e iniciativas para mejorar la educación en promoción en salud.

2. PROMOCIÓN DE LA SALUD

La promoción de la salud se orienta a controlar los factores que generan efectos nocivos sobre la salud y potenciar aquellos que tienen efectos positivos sobre la misma. Las prioridades en promoción de la salud deben ser:

  • El agua potable y saneamiento.
  • La nutrición.
  • La educación en salud.
  • El cuidado del medio ambiente.
  • El tráfico vial desordenado.
  • La violencia familiar y sexual, particularmente contra mujeres y niños.
  • La salud mental, afectada por relaciones sociales donde predomina el conflicto.
  • Los accidentes y la contaminación en los centros de trabajo.
  • La vivienda inadecuada, donde se concentra el humo de la cocina, el agua se llena de bacterias y se reproducen los mosquitos del dengue y las vinchucas del Mal de Chagas.

Atender estos problemas exige establecer organismos intersectoriales (al interior del Estado) y de concertación entre le sector público y privado. Ello requiere liderazgo político y social, alianzas con empresas privadas y una clara estrategia comunicacional.

3. ASEGURAMIENTO UNIVERSAL CON CALIDAD Y DERECHOS

El acceso universal a una atención de salud de calidad, eliminando las barreras de acceso existentes, es la base para que la población pueda efectivamente gozar del derecho a la salud.

La estrategia principal ha sido el Seguro Integral de Salud (SIS), pero la falta de presupuesto y serios problemas de gestión (cinco jefes en 20 meses; el penúltimo en la cárcel por corrupción) lo han desvirtuado totalmente. Es impostergable aumentar el presupuesto del SIS, establecer un plan de atenciones garantizadas que cubra al menos el 80% de los riesgos, y contar con un fondo especial para las enfermedades de alto costo de los pobres. Mecanismos de vigilancia social y de mejoramiento continuo de la calidad deben ser la clave para garantizar la calidad de la atención y los derechos de los pacientes.

Para muchos poblados rurales, donde no hay atención alguna, hay que insistir en la contratación de médicos, profesionales y personal. Iniciativas como las brigadas itinerantes, los hogares de espera materna y el mejoramiento de infraestructura y equipos requieren un impulso mucho mayor.

Al mismo tiempo, se debe avanzar hacia un Sistema Integrado de Salud que termine con el fraccionamiento actual, de modo que todo peruano pueda atenderse tanto en hospitales de EsSalud como del Ministerio de Salud. Debe haber un solo ente administrador financiero de la salud, que cuente con el aporte del tesoro público y el aporte solidario de los asegurados, manteniendo los asegurados de EsSalud y de las Sanidades todos sus beneficios actuales.

Es fundamental la descentralización, con empoderamiento ciudadano y cogestión de los servicios, así como la organización de redes que incluyan a los actuales establecimientos y servicios del MINSA, EsSalud, Sanidades y privados, y que cuenten con adecuados sistemas de comunicación y transporte.

4. GOBIERNO EFECTIVO Y DEMOCRÁTICO EN SALUD

Un gobierno efectivo en salud debe superar la segmentación, estableciendo claramente la rectoría del MINSA sobre EsSalud porque ningún gobierno con dos cabezas es eficaz. Pero hay que gobernar de manera descentralizada.

El ministerio debe tener políticas claras y relacionarse adecuadamente con las direcciones regionales de salud y los grandes hospitales, buscando reducir las inequidades existentes en la salud en el Perú. Los gobiernos regionales, a su vez, deben asumir la responsabilidad de gobernar la salud en sus regiones, siguiendo la política nacional.

En las redes del primer nivel de atención de salud se debe generalizar el modelo de los CLAS reformado, como un espacio en el que convergen ministerio, regiones y municipios con una amplia participación ciudadana, metas claras, presupuesto, flexibilidad en el manejo de recursos, transparencia y rendición de cuentas.

A nivel central, hay que resolver el problema de la corrupción y la incapacidad. Se necesita urgentemente crear una carrera pública para contar con una tecnocracia altamente calificada, motivada y basada en el mérito. Finalmente, el gobierno en salud tiene que basarse en la búsqueda activa de consensos políticos y sociales. Se debe gobernar sobre la base del convencimiento, el diálogo y la comunión de voluntades. Debemos tener un Plan Nacional Concertado de Salud, que no sea solamente un libro técnico sino, sobre todo, un consenso social, cuyos forjadores trasciendan al sector. El proceso participativo para lograrlo requiere una construcción descentralizada en todas las provincias del país.

 
 
  Salud y desarrollo
 
 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento