x
Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 10
 
actualidad
Bajo La Lupa
económica
 
 
 
 
En este número
 
Portada

Editorial
EN MEDIO DE UN TERREMOTO

CRISIS FINANCIERA INTERNACIONAL
¿Cómo, cuando, porqué?

RESCATE FINANCIERO
¿Adiós al capitalismo?

¿CÓMO ENFRENTAR LA CRISIS QUE NOS AMENAZA?

LA CRISIS ESTRUCTURAL

PRESUPUESTO:
NO CHORREABA, AHORA MENOS

Decreto legislativo 1086. MAS PRECARIDAD LABORAL

LA CRISIS Y LA MINERÍA


TLCs: EN EL PEOR MOMENTO

LA CRISIS Y LA JUBILACIÓN

EL BANCO DEL SUR: AVANCES Y DESAFÍOS

CÓMO LA CRISIS AFECTARÁ EL BOLSILLO DE LOS PERUANOS.
 

Wikipedia
 
 

EL BANCO DEL SUR: AVANCES Y DESAFÍOS

Desde 2006, varias naciones de América Latina comenzaron a considerar la creación de un nuevo banco alternativo, el Banco del Sur, que utilizará las reservas existentes en la región para financiar el desarrollo de sus países miembros para fortalecer los procesos de integración regional, reducir las asimetrías, la pobreza y exclusión social, promover el empleo y activar un círculo virtuoso y fundamental para la transformación económica, social y política de la región.
ESCRIBE ISABEL ORTIZ Y ÓSCAR UGARTECHE

Después de un largo proceso de acuerdos internaciones, el Acta Fundacional del Banco del Sur fue suscrita el 9 de diciembre de 2007, en la ciudad argentina de Buenos Aires, por los Presidentes Néstor Carlos Kirchner (Argentina), Evo Morales Ayma (Bolivia), Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil), Rafael Correa Delgado (Ecuador), Nicanor Duarte Frutos (Paraguay), Tabaré Vázquez Rosas (Uruguay) y Hugo Rafael Chávez Frías (República Bolivariana de Venezuela). A la fecha han pasado más de 300 días y el Convenio Constitutivo del Banco sigue sin fundarse.

IMPORTANCIA DEL BANCO DEL SUR
Lo que esta en juego no es solo la creación de un banco de desarrollo, sino una nueva arquitectura regional que conlleva tres elementos interrelacionados:

  1. Una Unidad Monetaria del Sur.
  2. Un fondo de estabilización monetaria, el Fondo del Sur.
  3. Un Banco del Sur que utilice las reservas existentes para el desarrollo de la región.

Sudamérica no está sola en este intento de impulsar un cambio orgánico a la arquitectura financiera. La realidad más cruda a la que todos los países en desarrollo se enfrentan en la actualidad es la transferencia de recursos del Sur al Norte. Desde el año 2000, en vez de ser los países ricos del Norte los que transfieren capital y ayuda al desarrollo a los países del Sur, increíblemente es al revés, son los países pobres que financian a los ricos, hay un flujo negativo de capital del Sur al Norte.

Es necesario detener ese flujo. Es imprescindible utilizar los ahorros generados en los países en vías de desarrollo, no para financiar el consumo de los países del Norte, sino el desarrollo de los pueblos del Sur. Tanto los asiáticos mediante el acuerdo de Chiang Mai como el Oriente Medio con la iniciativa de Bahrein, y más recientemente los africanos, están embarcados en procesos similares al latinoamericano.

El Banco del Sur tendrá un fondo de garantías colateralizadas para la emisión de bonos de manera de poder recircular el ahorro sudamericano y las reservas internacionales dentro de la región. Es pues necesario para el desarrollo de la región que el Banco del Sur siga adelante, por lo que significa en términos de autonomía en la definición de la política económica así como por el potencial financiero del mismo.

El momento para esto es ahora, cuando la crisis financiera estadounidense amenaza con convertirse en internacional apenas decidan que la tasa de inflación está muy alta y suban la tasa de interés. Ya pasamos por este camino en 1981 y los años 70.

Veamos el contra-argumento: ¿Qué pasaría si el Banco del Sur no se consolida por pequeñas diferencias entre sus países miembros y un inadecuado método de trabajo?

Esto beneficiaría enormemente a los países del Norte, que seguirán recibiendo los ahorros latinoamericanos. Y perjudicaría terriblemente a los ciudadanos latinoamericanos, que seguirán en una situación de inestabilidad económica, empleo precario, inseguridad alimentaria y limitado progreso social.

Es por ello que los países latinoa­mericanos deben intentar forjar un consenso urgentemente: es mejor un banco imperfecto, que ningún banco. Aunque sí es una mera réplica de las IFIs, de la banca multilateral de desarrollo existente, América Latina habrá perdido una oportunidad histórica, importante no solo para la región, sino para muchos otros países del Sur, que están observando la experiencia con esperanza. El Banco del Sur debe seguir adelante, (tomado de www.obela.org) .

Carta abierta:

CONSTRUIR AUTONOMÍA FINANCIERA EN AMÉRICA DEL SUR

Señores y Señoras Presidentes:

En plena Semana de Acción contra la Deuda y las Instituciones Financieras Internacionales, esta carta tiene como misión solicitar a vuestros gobiernos que -ante la crisis financiera e ideológica de las economías del Norte global-tomen acciones urgentes a fin de:

a. Cumplir con el compromiso asumido de construir un orden financiero autónomo y soberano en Sudamérica, de acuerdo a lo planteado en la Declaración de Quito del 3 de mayo del año 2007, suscrita por los Ministros de Economía y Finanzas de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y Venezuela, cuando se empezó el proceso de fundación del Banco del Sur.

b. Avanzar en la transformación de la política económica basada en la liberalización financiera y comercial y el crecimiento ilimitado, hacia una centrada en la integración de los pueblos de la región en un marco de soberanía y respeto para los derechos humanos, colectivosy ambientales.

En ese sentido, pedimos concretamente que:

  • Aseguren la realización de auditorías integrales y participativas del crédito público, con la finalidad de detener los pagos de deudas ilegítimas y poner fin a la impunidad con la que se viene funcionando el sistema financiero internacional en nuestros países.
  • Pongan en marcha el Banco del Sur, como un instrumento soberano para el fínanciamiento de un desarrollo basado en la justicia económica, social y ecológica para los pueblos de la región. Incluyendo en todas las instancias, mecanismos de toma de decisiones igualitarias (un país un voto) con participación de los movimientos sociales e instrumentos eficaces de transparencia.
  • Inicien el proceso de discusión sobre los otros instrumentos financieros propuestos por la Declaración de Quito (Fondo de Estabilización y Unidad Monetaria Suramericana), a fin de constatar si pueden servir para que las reservas de nuestros países se queden en la región, y para la promoción de un comercio con justicia entre y para nuestros pueblos.
  • Paralicen y cancelen las negociaciones en curso de tratados de libre comercio con la Unión Europea, Estados Unidos de Norte América, China, India, entre otros.
  • Revisen y reviertan los tratados de protección de inversiones, incluyendo la renuncia al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a lnveniones (CIADI), así como los demás cambios impuestos en los marcos regúlatorios del movimiento de capitales conforme al modelo neoliberal que hoy exhibe con toda crudeza su caducidad.

Recuperar nuestra soberanía y construir autonomía financiera en América del Sur es hoy más necesario que nunca. Y así como planteamos en la Cumbre Social de los Pueblos en Cochabamba, Bolivia, en diciembre de 2006, es un paso obligado para lograr las transformaciones necesarias a fin de alcanzar un real bienestar social, económico y ambiental para todos los pueblos de la región.

Reconociendo que las fuentes genuinas de fínanciamiento vienen de los pueblos, los nuevos instrumentos financieros regionales, como el Banco del Sur,deben mantener su espíritu contra hegemónico, para lo cual deben financiarse con los propios recursos de la región a fin de no tener presiones ni condicionalidades de ningún tipo. También deben construir procesos de deliberación e implementación transparentes y participativos, a fin de cumplir con los objetivos planteados en su Acta Fundacional y evitar los problemas que hoy sufren tantas instituciones financieras.

Reiterando que es momento de retomar el control de nuestros recursos financieros, tributarios y naturales para sustentar el bienestar social y ambiental, nos despedimos.

Atentamente,

Jubileo Sur/Américas, Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos - Latindadd, Rede Brasil sobre Instituciones Financieras Multilaterales, Políticas Alternativas para el Cono Sur (PACS-Brasil), Red Jubileo Perú, Red Internacional CADTM, Red Venezolana contra la deuda/CADTM, Campaña Colombiana "En Deuda con los Derechos", Fundación SES

Joseph Stiglitz (Premio Nobel de Economía): "La crisis de Wall Street es al f undamentalismo de mercado lo que la caída del Muro de Berlín fue para el comunismo.

 
Compartelo con tu Red
Facebook
Twitter
 
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento