Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 16
 
Seguro Social: ¿Sueño imposible?
La lucha por una pensión digna
La protección laboral en los tiempos del neoliberalismo
 
 
 
 
En este número
 
Portada

Editorial
pensión digna y suficiente

La Seguridad Social en el Perú:
SISTEMAS DE PENSIONES EXCLUYEN A LAS MAYORIAS

AFPS:
PONERLE EL CASCABEL AL GATO

Un ingreso en la vejez:
UN DERECHO POR CONQUISTAR

¿QUÉ CAMBIÓ CON EL SISTEMA DE PRIVADO DE PENSIONES

Nuestras banderas:
SOLIDARIDAD Y JUSTICIA

Aseguramiento en salud:
¿CAMINANDO EN CIRCULOS?

Protección frente a los riesgos de trabajo:
ESTAMOS MAL

Reformas a la Seguridad Social
DOS MIRADAS DE DERECHA DIFERENTE


NUEVOS DESAFIOS PARA LA PROTECCIÓN SOCIAL

Seguridad Social
AGENDA PENDIENTE

INFOGRAFIA CENTRAL

Biblioteca virtual - Bajo La Lupa

Wikipedia
 
 
Aseguramiento en salud:
¿CAMINANDO EN CÍRCULOS?
Cerca de uno de cada cinco peruanos no tiene acceso a atención de salud, y la principal causa de ello es la barrera económica. Exámenes de laboratorio, rayos X, tomografías, medicinas, operaciones: todo cuesta, y mucho. La gente no se atiende porque no tiene dinero para hacerlo.

De acuerdo a las cifras oficiales, menos de 3 de cada 5 peruanos tiene seguro de salud, básicamente en EsSalud (18,9%) y en el SIS – Seguro Integral de Salud (38,1%) según la Encuesta Nacional de Hogares 2009. Pero eso es considerando al SIS como si fuera un verdadero seguro, que no lo es. El 12,9% de los que no consultaron a un médico o profesional de salud, a pesar de que sintieron la necesidad de hacerlo, dicen haberlo hecho por falta de dinero.

El drama de las familias cuando uno de sus seres queridos tiene una enfermedad difícil por la que se les exige juntar hasta diez mil dólares, siendo el asunto uno de vida o muerte, es terrible. Los padres, esposos o hijos tienen que salir a juntar el dinero con familiares y amigos, hipotecar sus casas y obtener préstamos urgentes. Pero para los más pobres, muchas veces lo que queda es la esperanza en una cura milagrosa sin la ayuda de los avances de la ciencia, mezclada con una buena dosis de resignación.

La principal iniciativa del gobierno en los últimos años para enfrentar este problema viene siendo el Seguro Integral de Salud – SIS. Un estudio recogió algunos testimonios que son reveladores de sus problemas: ”vienen a las casas a ver, si tienes televisor ya no les afilian al SIS. ¿Acaso ya no tenemos derecho a tener televisor, digo yo? ¿ni derecho a entretenernos tenemos? (dirigente, Asentamiento Humano Huascarán, Lima); ”en el SIS los medicamentos casi no hay …” (A.H. 8 de Diciembre, Piura). El Seguro Integral de Salud (SIS) no da garantías efectivas de atención de salud de calidad. Si el problema de salud no es parte de su reducido plan de beneficios o el centro de salud no tiene personal, medicinas o equipos, no hay atención.

En la situación económica actual, con sobreganancias mineras de diez mil millones de dólares que no se tocan, con utilidades nunca vistas antes en la bolsa de valores, es imperdonable que esta situación se mantenga.

LA LEY DE ASEGURAMIENTO UNIVERSAL

La aprobación de la Ley Marco de Aseguramiento Universal en Salud, producida en marzo de 2009, no ha implicado una base para la consolidación de la protección social en salud. El propio gobierno no ha destinado los recursos necesarios para la aplicación de los programas piloto de aseguramiento universal en salud (AUS), que en teoría se han iniciado en las regiones Ayacucho, Huancavelica y Apurímac. Hemos presenciado a lo largo de casi medio año una disputa entre el Ministerio de Economía y Finanzas y el Ministerio de Salud -MIINSA por la disposición de los recursos, para que finalmente se entreguen alrededor de 40 millones de soles para la aplicación del Plan Esencial de Aseguramiento en Salud (PEAS) en dichas regiones. Pero el MINSA estimó en 140 millones de soles el monto necesario para el aseguramiento universal en salud (AUS) por año en las regiones mencionadas, mientras la brecha para implementar el AUS a toda la población pobre del país es de alrededor de 4 000 millones de soles al año.

Es necesario señalar que el derecho a la salud es integral y universal, por lo que el Estado en sus distintos niveles debe hacer lo necesario para lograrlo. Ante ello el gobierno sostiene que su estrategia de Aseguramiento Universal mediante el PEAS y empezando por unas pocas regiones, es de una implementación progresiva, bajo la excusa de la falta de recursos. Pero apenas se está empezando, tardíamente, con un 5% de la población nacional y para cubrir menos de la mitad de sus riesgos en salud, persistiendo así en ahondar las diferencias frente al derecho a la salud de peruanos con capacidad de pago frente a los que no la tienen. Para avanzar hacia una protección social en salud efectiva, es necesario interiorizar que el derecho es universal integral y exigible, y sobre esa base desarrollar las estrategias necesarias.

Situación del aseguramiento en salud

FINANCIAMIENTO SIN PERDIDA DE DERECHOS ADQUIRIDOS

La ley de Aseguramiento Universal en Salud mantiene la fragmentación de los prestadores de salud nacionales, y de la consolidación de una salud para pobres y otra para los que pueden pagarla. En ese sentido, se hace necesario un viraje en el financiamiento a la salud que permita pasar de lo contributivo a lo fiscal; es decir, que toda la salud requerida por la población nacional empleada adecuadamente o no, sea producto de la recaudación tributaria.

En ese trayecto, la integración de los grandes prestadores de salud (MINSA-ESSALUD-Sanidades) se hace indispensable para la utilización eficiente de la infraestructura y de los recursos necesarios. Pero ello implica una incuestionable rectoría del MINSA sobre todo el sistema sanitario que le permita ejercer control sobre la política en salud nacional.

Para construir esa protección social efectiva, EsSalud debe estar adscrito al MINSA, respetando los derechos de los afiliados y de sus trabajadores. El criterio básico es NO reducir los derechos adquiridos, sino que los trabajadores y pacientes que atiende el MINSA lleguen a igualar los derechos y beneficios de los de EsSalud.

Como observamos, la ley de Aseguramiento Universal en Salud si bien puede expresar un tibio interés estatal por ampliar el acceso a salud, es absolutamente insuficiente y parte de una lógica que limita el derecho a la salud. La ampliación de acceso a atenciones de salud de calidad requiere de un compromiso político absolutamente definido para evitar las perversiones que se han dado en países como Colombia, en el que el sistema de aseguramiento está a punto de colapsar y se han creado categorías de ciudadanos con carnets que indican qué atenciones son las que recibirá. En el Perú estamos a tiempo de evitar que el Aseguramiento Universal en Salud pueda derivar en mayores diferencias y exclusiones, por lo que es necesario ahondar el debate y las propuestas sobre el modelo de protección social en salud que tendremos como horizonte.

Ese debate no ha concluido. La ley de aseguramiento universal en salud (AUS) es sólo el punto de partida para encausar este tema vital para el país. El logro de la protección social pasa también por conciliar los distintos intereses en juego, como los de los gremios, profesionales de la salud, usuarios de los servicios, sociedad en general y un gobierno comprometido con esta reforma básica para el desarrollo del país. No es un solo tema de recursos; se trata en una orientación que el Estado y la sociedad deben asumir para crear un Sistema Nacional de Salud que busque la equidad como pieza clave de la convivencia social.

Declaración de la IV Conferencia Nacional de Salud
(Declaración completa)

.... La principal demanda de los y las peruanas respecto a su derecho a la salud, es que el Estado debe responsabilizarse por priorizar políticas públicas que aseguren condiciones de vida saludables, actuando eficazmente sobre los determinantes sociales de la salud y garantizar el acceso universal a servicios de salud de calidad. Todavía, en pleno siglo XXI , consultar a un profesional de la salud, realizarse los exámenes de diagnóstico, contar con medicinas y poder acceder a los procedimientos sanitarios, es algo que la mayoría de peruanos y peruanas no tiene garantizado.

Sin salud no hay desarrollo

En ese contexto, el aseguramiento universal puede entenderse como un mecanismo orientado a ampliar el acceso a servicios de salud de calidad. ForoSalud reitera su crítica a la Ley Marco de Aseguramiento Universal en Salud, debido a su escasa apertura a la participación ciudadana, a que no asegura el presupuesto ni los recursos humanos necesarios, a que no establece claros mecanismos que garanticen la calidad de los servicios ni metas de cobertura de riesgos, y a que mantiene la fragmentación del sistema de salud permitiendo incluso el avance de una privatización, con alto riesgo de corrupción en las instituciones del sector salud.

El Plan Esencial de Aseguramiento en Salud (PEAS) debe incluir a los grupos sociales hoy excluidos, como las personas que viven con discapacidad, las y los adultos/as mayores, y otros. Asimismo, se debe ampliar el PEAS, destinando los recursos necesarios, e incluyendo a entidades que no han sido consideradas para implementarlo; ampliando a su vez la incorporación de servicios de medicina tradicional.

Nuestro mayor llamado de atención se dirige, sin embargo, al hecho de que a casi seis meses de aprobada la Ley Marco de Aseguramiento Universal, ni el Congreso de la República ni el Ministerio de Economía y Finanzas han otorgado recursos mínimos indispensables para que haya un avance real en el propósito del aseguramiento.

Es necesario, además, recordar que el aseguramiento es sólo un medio para avanzar hacia el logro del derecho a la atención de salud, es decir, a garantizar el acceso de todos y todas los y las peruanas a servicios de salud de calidad. Sin recursos humanos, equipos, medicamentos e insumos, áreas en las cuales hay deficiencias notorias y políticas que dejan muy limitadas, como la aprobación de Tratados de Libre Comercio que elevarán el precio de los medicamentos y reducirán el acceso a los mismos, los sistemas de aseguramiento serán poco efectivos.

La atención de salud tiene que realizarse con calidad, calidez y respetando la dignidad y derechos de todos y todas, sin distinción. No podemos seguir con establecimientos de salud que en lugar de sanar, enferman y contagian, y que luego de hacerlo, ni siquiera reparan el daño causado. Reclamamos la implementación de un Plan de Mejoramiento de Calidad, en cuyo desarrollo y evaluación participe la población organizada, y que se articule con la definición y garantías explícitas de los derechos en salud. La vigencia y cumplimiento de garantías explícitas dentro del esquema de aseguramiento universal debe ser evaluada conjuntamente con las y los representantes de la población, y deben institucionalizarse mecanismos efectivos de exigibilidad en su cumplimiento.

Bajo La Lupa 16

 

Aseguramiento Universal en Cifras

La Ley Marco de Aseguramiento Universal en Salud, Ley 29344, establece que todos los peruanos son beneficiarios del Plan Esencial de Aseguramiento en Salud (PEAS) en su condición de afiliados a través tres regímenes: (i) Contributivo, que se vinculan a través de una cotización, sea por cuenta propia o de su empleador, en el que debieran entrar todos aquellos que tienen capacidad de pago aún cuando actualmente son informales o independientes; (ii) Semi contributivo, por medio de financiamiento público parcial, que se debiera aplicar a quienes pueden pagar una parte del costo del seguro, y (iii) Subsidiado, por medio de un financiamiento público total, estando orientado a las poblaciones más vulnerables. ¿Cuál de estos regímenes es el más importante en términos de su potencial cobertura poblacional?. El 50% de la población sería población objetivo del régimen contributivo (regular o potestativo), 39% del subsidiado (39%) y sólo el 11% del semi contributivo.

Distribución población objetivo de los regímenes
  Subsidiado 39%
Contributivo regular 31%  
  Semicontributivo 11%
Contributivo potestativo 19%  
Brechas de cobertura según regimenes
Contribuyente registrado
Contribuyente potestativo
Semi
contribuyente
Subsidiado
 
Es clara, además, la necesidad de incrementar la afiliación, en todos los regímenes, principalmente en los regímenes semi contributivo y contributivo potestativo que registran las mayores brechas de aseguramiento actual (98% y 83% respectivamente).
 
EPS Y ESSALUD:
AVANCES Y PROBLEMAS

Durante el fujimorato, mediante la Ley 26790, mal llamada Ley de Modernización de la Seguridad Social en Salud, en 1997 se crearon las Entidades Prestadoras de Salud (EPS). Las EPS son empresas privadas que brindan servicios de atención para la salud, reguladas por la Superintendencia de Entidades Prestadoras de Salud (SEPS).

Actualmente hay 4 EPS: RIMAC, PER SALUD, PACIFICO y MAPFRE Perú. Según la ley, la capa simple de atenciones debe estar a cargo de las EPS, y la capa compleja a cargo de EsSalud. Para su financiamiento, las EPS se llevan una cuarta parte de las contribuciones que por cada trabajador se hacen a la seguridad social en salud. A fines de 2007 se señalaban como desafíos del Sistema de EPS, entre otros: lograr un mayor aprovechamiento de la capacidad instalada de los servicios privados de salud, incorporar asegurados independientes (potestativos) al sistema de EPS y ampliar la supervisión que cubre los servicios vinculados al sistema de EPS a todo el sector salud.

  Inequidades en la Seguridad Social en Salud: Alguna s Referencias
Conceptos EPS EsSalud Norma
Aporte del asegurado Crédito contra la aportación a cargo del empleador: 2.25%, que se le quita a ESS ALUD . Aportación a cargo del empleador: 6.75% si el trabajador se encuentra en el Sistema EPS; 9% si está asegurado sólo a EsSalud. Ley 26790
Tipo de Atención Sólo capa simple Capa compleja para afiliados a Sistema EPS; Capa simple y capa compleja para asegurados sólo a EsSalud. Ley 26790
Pensionistas que aportan el 4% de su pensión No atiende. (A junio de 2009, el aporte promedio del empleador de un afiliado regular a una EPS es S/. 267.51 nuevos soles, por lo que la remuneración promedio mensual de un afiliado regular a una EPS es S/.11,889.33 nuevos soles) Sí atiende en capa simple y compleja. (La pensión mínima en el Sistema Nacional de Pensiones es S/. 415.00 nuevos soles y en el Sistema Privado de Pensiones es S/. 150.00 nuevos soles) Ley 28791, Ley 27617 Circular Nº AFP-102-2009 SBS
Aportes de las Gratificaciones Sigue percibiendo los créditos contra la aportación de las gratificaciones de julio y diciembre de 2009 y 2010. Los aportes anuales se mantienen en 14. Deja de percibir las aportaciones de las gratificaciones de julio y diciembre de 2009 y 2010. Los aportes anuales se reducen de 14 a 12. Ley 29351 y su Reglamento, DS 007-2009-TR
Población Asegurada A junio de 2009 el Sistema de EPS reportaba un total de 1’006,847 afiliados. De ese total 196,197 eran afiliados regulares titulares y 538,856 lo eran por el Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo (SCTR) A junio de 2008, había 7’094,097 asegurados a EsSalud. Para marzo de 2009 sólo en las Redes Asistenciales de Lima (Rebagliati, Almenara y Sabogal), se reportaron 3’714,376 asegurados.  
 

Decano del Colegio Médico, Julio Castro, hace el balance de la salud pública

ENLACE NACIONAL
 
 
 
 
Sobre este Artículo


 

Bajo La Lupa N° 16

 

 
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento