Revista Mensual
de Analisis y Propuestas
N° 16
 
Seguro Social: ¿Sueño imposible?
La lucha por una pensión digna
La protección laboral en los tiempos del neoliberalismo
 
 
 
Regresar a inicio
de este número

Internet Bajo La Lupa
Seguridad Social:
LA AGENDA PENDIENTE
Si algo ha caracterizado la situación de la seguridad social en años recientes, eso ha sido las promesas incumplidas: demasiado numerosas y demasiado graves. Crece la urgencia de que el Estado y la sociedad empiecen a encarar los problemas de la seguridad social, con propuestas y planes realizables y sostenibles. Aquí algunos de los temas más críticos:
Integración de los diversos componentes de la seguridad social.
Para ganar en economía y eficiencia, los diversos elementos del sistema de seguridad social (pensionario, de salud, laboral), que hoy están dispersos, deberían integrarse en un solo ente administrador, que centralice recursos y establezca y ejecute políticas de largo plazo.
 

Avanzar la equidad en el sistema pensionario.
Es urgente eliminar las diferencias y discriminaciones en las pensiones y prestaciones otorgadas a los beneficiarios, lo cual va más allá de la cuestión de género. Un sistema de seguridad social equitativo, debe asegurar trato justo a todas las personas, independientemente de sexo, edad, ingresos, origen social, ubicación geográfica, etc.

Expandir los recursos. El Perú tiene el dudoso honor de ser uno de los países latinoamericanos en donde el Estado dedica menos recursos a la seguridad social, tanto monto absoluto como en porcentaje del PBI. Urge expandir las asignaciones presupuestales para la atención de salud, pensiones, seguridad laboral, etc.
 
Universalización. No se puede ocultar el hecho de que solo una minoría de peruanos acceden a pensiones, gozan de seguridad laboral y de salud. Ampliar la cobertura, garantizando a todos los peruanos, particularmente en los grupos más vulnerables (adultos mayores, trabajadores informales, pobladores rurales, etc.), protección y sus debidos derechos.
Reformar el sistema privado de pensiones.
Los grandes ganadores con el sistema privado no han sido los pensionistas y aportantes, sino las empresas administradoras. Debe incrementarse la transparencia y competencia en el sistema privado, dando a los aportantes real poder y participación en la administración de sus fondos, imponiendo topes en las comisiones, convirtiendo, asimismo, al sistema público en una real alternativa y contrapeso a las AFPs.
Repensar y refundar el sistema previsional. En los 90 se impuso una visión egoísta y discriminadora de la seguridad social, basada en el individualismo y la discriminación llevadas al extremo, donde el bienestar individual fue visto como rival y competidor del bien común. El reto es construir una nueva visión previsional, que respete los derechos individuales, pero que, asimismo, restablezca un mínimo sentido de solidaridad y cooperación entre el universo de aportantes, de tal manera que se optimice el bienestar del individuo pero también el de la sociedad.
 
Última actualización 11-May-2010
      2010 -Grupo Editorial
BAJO LA LUPA.
Lima - Perú
  Diseño y desarrollo:   Kybernet
          KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento