Fuji y el tío Vladi

Fuji y el tío Vladi

bll-especial09-02-06-2011

Por Carlos Tapia

1.- La candidata Fujimori ha sabido declarar que “el más grave error de mi padre fue confiar en Montesinos”. Lo ha repetido públicamente después que su padre fugara al Japón y renunciara vergonzosamente por fax, en lugar de afrontar y dar la cara por las graves fechorías llevadas a cabo durante su gobierno.

Quizás, por ver tantas películas sobre “samurais” y el honor japonés (los ministros descubiertos por haber recibido coimas suelen suicidarse), es que nos llama la atención que Keiko Fujimori pase por agua tibia este vergonzoso hecho y no lo considere una grave afrenta al honor familiar. Y hasta trate de encubrirlo diciendo “pero yo me quedé”; es verdad, pero después de saber que la cobarde fuga del papá estaba asegurada.

2.- ¿El grave error de Alberto Fujimori fue el de “haber confiado” en Montesinos? Nosotros creemos que no. Que desde que se conocieron ambos la tenían bien clarita. Para Vladi era la ocasión esperada para tener cada vez mayor influencia en el presidente electo y borrar el estigma de “traidor a la patria”- acusación al interior del propio Ejército-, y para Fuji, Vladi era la eficaz persona sin escrúpulos capaz de resolver cualquier problema en base a triquiñuelas, coimas, amenazas o como sea.

Estando ya Fuji de presidente, la simbiosis entre ambos fue cada vez más intensa. Así, Vladi se encargaba de asustar, y se dice hasta drogar, tapiarle las ventanas, etc., a Susana Higuchi, mamá de Keiko, para que abandone el Palacio después de haber acusado a Rosa Fujimori, hermana de Alberto, por el tráfico de ropa usada y la malversación de los fondos de Apenkai. También, fue por intermedio de Vladi que Fuji consiguió no pagarle la deuda a la mamá de Keiko al falsificar una firma en los papeles del divorcio.

3.- Durante el juicio en 1997 a Demetrio Chávez “El Vaticano”, éste denunció haberle dado 50 mil dólares mensuales a Vladi por protegerlo de los operativos antiDrogas y poder usar la pista ilegal de Campanilla. Fue un escándalo; la prensa empezó a recordar el antiguo rol de Vladi como abogado de narcotraficantes.

A pesar de esto, Fuji no dudó en otorgarle las credenciales como si fuera un experto en la lucha antinarcóticos, algo así como “el zar antidrogas” de nuestro país. En ese entonces, hasta en el propio avión presidencial se sacaba la cocaína al extranjero. ¿Sólo era confianza lo que había entre Fuji y el tío Vladi?

4.- Cuando el tío Vladi (así lo llamaba Kenyi) compraba a todos los congresistas tránsfugas en la salita del SIN ¿lo hacía para favorecer a quién? Cuando les explicaba a los congresistas Fujimoristas cómo estaba asegurada la aprobación auténtica a favor de la re-reelección, con el descabezamiento del Tribunal Constitucional, la compra de los Jueces Supremos y del JNE ¿lo hacía sin que supiera Fujimori; o tal vez, como deja entrever Keiko, era sólo un abuso de confianza?

5.- Cuando el tío Vladi desde su Facebook y en plena campaña electoral, manda a ensuciar a Ollanta denunciándolo como su cómplice en el levantamiento de Locumba para supuestamente encubrir su fuga del país en octubre del 2000, ¿lo hace para favorecer a quién?

6.- Por último, el guiño de ojo correspondido entre Fuji y Vladi, durante el histórico juicio al primero, ¿fue sólo un exceso de confianza del tío Vladi que agarró desprevenido a Fuji o un saludo entre cómplices?

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
izmir escort