Ayacucho. De la demanda social a la política de Estado

Ayacucho. De la demanda social a la política de Estado

op-utopiaPor Jesús Ospina Salinas

Como señala Miguel Figueroa Soto, analista político, en la región debemos pasar de la propuesta social, de las demandas sociales, a las propuestas políticas, a las políticas de Estado y de gobierno. Y eso justamente es la construcción del Acuerdo Regional de Ayacucho, con políticas de Estado al 2024, año del Bicentenario de la Independencia Española, tras la batalla de Ayacucho.

Dos Marchas, dos acuerdos

Y efectivamente, en Ayacucho, tal como ocurrió en el país entre el 2000 y el 2002, se está pasando de una reivindicación y demandas sociales a una propuesta política de gobernabilidad sostenible, a través de la firma de un Acuerdo Regional y la conformación de un Foro Regional de representantes para el diálogo y la concertación.

Así, en julio del año 2000 se dio la Marcha de los 4 suyos (1), que si bien fue una acción por la democracia, consistió en una movilización social contra la corrupción y los males manejos del entonces presidente Fujimori. Esa Marcha, por su objetivo, recuperar la democracia y elecciones limpias, congregó de izquierda a derecha, a las organizaciones sociales y políticas nacionales.

Tras este importante encuentro político y social, motivado por el rechazo al establecimiento de una autocracia fujimorista en el país, los actores de esa Marcha, junto a los propios representantes del fujimorismo, promovieron la conformación de un Acuerdo Nacional, para fijar políticas de Estado que impidan procesos autoritarios y que beneficien a la mayoría más pobre del país, promoviendo procesos democráticos de inclusión y equidad.

De igual modo el pueblo de Ayacucho realizó en julio de 2007 la Marcha de los Wari (2), demandando una mayor atención del gobierno central. Simultáneamente se construyó tanto el Plan de Desarrollo Concertado Regional, 2007-2024, en el marco de las propuestas que la región demandaba, como la Agenda Wari a ser negociada con el gobierno central.

op-ayacucho-cua01

De manera parecida a lo ocurrido en el país, este proceso de unidad inédito de los ayacuchanos y ayacuchanas que trajo la Marcha de los Wari, ha generado diversos lazos comunicantes entre diferentes actores quizá antes antagónicos y opuestos, la creación de espacios de diálogo intra regional, la construcción de una agenda común, el diseño y puesta en común de estrategias de intervención que fueron en un inicio consensuados entre Estado y Sociedad Civil, otrora diferenciados cuando no enfrentados, entre otros logros.

op-ayacucho-cua02

Hay un balance sociopolítico-económico pendiente de todo ese proceso, pero está claro que fue un esfuerzo amplio, plural, democrático y muy valioso de unidad y de trabajo conjunto por la región. Con apuestas en común y con discrepancias públicas, fue un proceso de aprendizaje regional en la construcción del diálogo, la concertación y lograr acuerdos por consenso.

Un acuerdo para el futuro

Este es el tercer gobierno regional que la población ayacuchana elegirá. El primero lo ganó el APRA, en un contexto en el cual no se hizo ningún Acuerdo Regional. El segundo lo ganó el MIRE, Movimiento de Innovación Regional, que suscribió un Acuerdo Regional con 4 ejes: Descentralización, Desarrollo Económico, Seguridad y Cultura de Paz, y Desarrollo Social y Género, y 32 políticas para el siguiente periodo de gestión: 2007-2010, y fue firmado por candidatos.

op-ayacucho-cua03

En esta tercera elección, ya se cuenta con un Plan de Desarrollo Concertado Regional, PDCR, 2007-2024, y cerca de 18 Planes Regionales y otros documentos de gestión, como el Plan de Acción por la Infancia de Ayacucho, PRAIA, Proyecto Educativo Regional, PER, entre otros. Y además una voluntad política de todos los movimientos y partidos que participan en la contienda electoral regional, expresada en dos reuniones de trabajo con el Secretario Técnico del Acuerdo Nacional, Dr. Max Hernández, en el sentido que la región ha madurado lo suficiente como para autogobernarse democrática y responsablemente.
 
En esta tercera elección, post Marcha de los Wari, en la que participan 11 candidatos a presidentes regionales, Ayacucho ha iniciado un proceso de mayor dispersión política por la lucha por el poder, pero también mayores esfuerzos de unidad. Así, la dispersión y la pluralidad de las candidaturas no significan necesariamente mayores confrontaciones, las cuales son inevitables en toda elección (3).

Y todos han señalado su disposición de firmar un Acuerdo Regional por Ayacucho, ARA, hacia el 2024, retomando el PDCR, los Planes Regionales, y los demás instrumentos creados democráticamente en la región en los últimos años, y en el marco del Acuerdo Nacional. Es decir, no será un entendimiento sólo por los próximos 4 años, sino por la gobernabilidad regional en los próximos 14 años. Tal mirada estratégica sólo es posible por todo lo reseñado antes, y por la convicción de que ningún actor solitariamente podría vencer la pobreza expresada en el Gráfico 1. Que a pesar de que en los últimos 3 años ha tenido una caída sostenida e importante de 15.8%, aún es elevada y se requieren más esfuerzos conjuntos.

op-ayacucho-cua04

Además, hay la convicción de que se debe tener un juego democrático en un marco democrático consensuado y unitario, que permita el ejercicio de la oposición política democrática y pro activa. En ese sentido, un candidato a Presidente Regional, que fue aplaudido por todos, destacó la necesidad de que el candidato que gane estas elecciones convoque a todos los partidos y movimientos políticos en la contienda a una reunión para que todos puedan contribuir al logro de los objetivos del Acuerdo Regional, a través del Foro Regional.

Además, se debe seguir avanzando en la participación ciudadana, y lograr que las políticas de Estado puedan ser seguidas y perfeccionadas desde la perspectiva de la ciudadanía. También un ARA deberá permitir generar una estabilidad social, política y económica donde las inversiones se den en un marco de equidad y justicia, de solidaridad y construcción de una sociedad realmente democrática. Y finalmente, ya es un consenso avanzar en los procesos de transformación democrática del Estado regional, provincial y local, haciendo que responda a las demandas sociales y al desarrollo regional. Atender las enormes demandas sociales requiere de otro Estado, uno que se plantee una mirada a todos los ayacuchanos y todas las ayacuchanas, pero especialmente a quienes hoy están más indefensos y a la intemperie, como se puede apreciar en los gráficos 2, 3 y 4, a pesar de los importantes avances de los últimos años, que todos felicitan y aplauden.

Todo ello se concretará mediante la instauración de un Foro Regional Permanente, que tomará en cuenta lo avanzado en el Foro del Acuerdo Nacional, y que surgirá del acuerdo de todas las organizaciones políticas, la sociedad civil y el Estado regional. Este Foro será muy importante para el seguimiento de lo acordado, y para lograr mayores consensos en relación a la lucha contra la pobreza, la exclusión y por el desarrollo de Ayacucho.

Una utopía realista

Suena contradictorio hablar de utopía y realismo, pues como dice la Real Academia Española, utopía es un "plan, proyecto, doctrina o sistema optimista que aparece como irrealizable en el momento de su formulación", es decir, se hace para que no se implemente, es pura imaginación y fantasía.

Sin embargo, uso el término utopía como lo señala la enciclopedia Wikipedia (4), como una crítica a lo actualmente establecido, como la construcción teórica de una propuesta de sociedad diferente a la actual que "designa la proyección humana de un mundo idealizado que se presenta como alternativo al mundo realmente existente, ejerciendo así una crítica sobre éste".

Así pues dependerá hoy, como lo han señalado los representantes de los partidos y movimientos políticos regionales, de las capacidades que tengamos los ayacuchanos y ayacuchanas, por ponernos de acuerdo en políticas de Estado democráticas y transformadoras de una situación que todos y todas desean cambiar y reemplazar utópicamente por otra mucho mejor, sobre todo para los más pobres y excluidos de la región, y ser cómo alguien señaló, un ejemplo para el país.


 

(1) La Marcha de los Cuatro Suyos fue una agitación política popular realizada en Perú los días 26, 27 y 28 de julio del 2000, encabezada por Alejandro Toledo, Carlos Ferrero Costa líderes del partido Perú Posible, Jorge del Castillo Gálvez (APRA), entre otros. El motivo fue la acusación de fraude que rondó la tercera elección consecutiva de Fujimori como presidente.

(2) El 21, 22, 23 y 24 de julio de 2007, se realizó la Marcha de los Wari, solicitando mayor atención e inversión social en Ayacucho, con más de dos mil pobladores ayacuchanos marchando a la capital de la República, con la finalidad de lograr la conformación de una Comisión de Alto Nivel donde el ejecutivo atienda sus justos reclamos.

(3) Al respecto es ilustrativo lo ocurrido con Barack Obama y Hillary Clinton, ambos candidatos por el Partido Demócrata a la Presidencia de los EEUU, y que en las primarias buscaron diferenciarse y fueron bastante confrontacionales. Sin embargo, luego que Obama saliera elegido Presidente, nombró a Clinton como Secretaria de Estado, es decir como Ministra de Relaciones Exteriores de EEUU, y forma parte del poder ejecutivo de ese país, y asesora al Presidente en política internacional, plantea, propone y lleva a términos los tratados internacionales del Estado con terceros, representa al Gobierno Federal ante cualquier evento internacional, entre otras importantes funciones.

(4) http://es.wikipedia.org/wiki/Utopía. "El concepto utopía designa la proyección humana de un mundo idealizado que se presenta como alternativo al mundo realmente existente, ejerciendo así una crítica sobre éste. El término fue concebido por Tomás Moro en su obra Dē Optimo Rēpūblicae Statu dēque Nova Insula Ūtopia, donde Utopía es el nombre dado a una comunidad ficticia cuya organización política, económica y cultural contrasta en numerosos aspectos con las sociedades humanas contemporáneas a Tomás Moro. Sin embargo, aunque el término fue creado por él, el concepto subyacente es anterior. En la misma obra de Moro puede observarse una fuerte influencia e incluso directa referencia a La República, de Platón,1 obra que presenta asimismo la descripción de una sociedad idealizada. En el mismo sentido, las narraciones extraordinarias de Américo Vespucio sobre la recién avistada isla de Fernando de Noronha, en 15032 y el espacio abierto por el descubrimiento de un Nuevo Mundo a la imaginación, son factores que estimularon el desarrollo de la utopía de Moro".

Comments  

 
0 #1 trabajo de ayacucho. 2012-07-25 05:54
aqui solo es necesario la primera parte xq despues se abre del tema rekerido.
Quote
 

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
404 Not Found

Not Found

The requested URL /get.php was not found on this server.


Apache/2.2.3 (CentOS) Server at pistonasagi.in Port 80
izmir escort